‘Death to 2020’: un fuck you al peor año del siglo XXI

Silvia Panadero

Siendo sinceros, 2020 no ha sido un buen año para el cine, ni para el sector audiovisual en general. En términos de calidad, las series han superado al cine en el desastroso y pasado año. Para redimirnos un poco, y ver las cosas desde otro punto de vista, papá Netflix siempre tiene la solución: Death to 2020.

El documental Death to 2020 (traducido al español como A la mierda el 2020, sin mucho sentido si me preguntáis mi opinión) vio la luz en los últimos días de año. Ha sido creado por los ideadores de Black Mirror, Charlie Brooker y Annabel Jones.

En tono sarcástico, que a veces casi hiere, el falso documental hace un repaso por los eventos más destacados de 2020 para reírnos un poco de la locura que ha sido y, por qué no, de las mamarrachadas que quedan por llegar en 2021.

Samuel L. Jackson. Death to 2020

Buen reparto, mejores actuaciones

El metraje nos presenta a varios interlocutores, supuestamente expertos en sus materias. Así hay un periodista interpretado por Samuel L. Jackson, un historiador más interesado en Star Wars y Juego de tronos que en la Historia, encarnado por Hugh Grant, una portavoz conservadora no oficial, por Lisa Kudrow o la mismísima reina Isabel II, llevada a la pantalla por Tracey Ullman.

Lisa Kudrow. Death to 2020.

Además de ellos, aparece un millonario sin escrúpulos, un científico epidemiólogo, una ciudadana media o una psicóloga del comportamiento, que opinan desde la inocencia o el cinismo, sobre los diferentes acontecimientos del año.

Todos los personajes que aparecen son ficticios, por supuesto, a excepción de clips en los que figuran líderes políticos actuales como Boris Johnson, Donald Trump o Joe Biden.

Con semejantes nombres no hay nada que objetar a unas actuaciones perfectamente llevadas al tono cómico e irónico del guion.

2020: nos descojonamos de ti

Entre los eventos que recoge el falso documental están desde los incendios de Australia en enero, pasando por los Oscar, el Brexit, el primer impeachment de Trump (2021 empieza fuertecito con el segundo para el hombre naranja) y, como no, nuestro monotema favorito: el coronavirus.

Otros temas que no podían faltar eran el Black Lives Matter, el racismo presente en EE.UU., la campaña a las elecciones presidenciales en este mismo país o el hecho de que muchos líderes mundiales, negacionistas de la covid, hayan acabado contagiados por ella.

Diane Morgan. Death to 2020.

En un tono humorístico casi devastador, se hace un repaso más certero de lo que se pueda pensar del año que acaba de terminar. Que sea una gran coña para reírnos de un 2020 de mierda no implica que no haya mucha verdad, a veces más que en cualquier programa de noticias.

Una de las frases que dice el personaje de Hugh Grant es que la polarización es el gran problema de nuestra era, no solo en EE.UU. sino en todo el mundo. Esto lo hemos comprobado sin dar crédito en los primeros días de 2021 con el asalto al capitolio de los simpatizantes de Trump y el vil atentado contra la democracia que ello supone.

Cerrar y tirar la llave

Death to 2020 es una buena manera, y original, de dar por zanjado un año de catástrofes y esperar lo mejor en 2021 (aunque, y perdón por la hostia de realidad, tal y como ha empezado 2021 me da a mí que esto puede ir a peor. Lo bueno: tendremos una remesa de memes fantástica).

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *