‘Dual’: una extraña comedia sobre clones y muerte


El director Riley Stearns nos presenta Dual, una película de ciencia ficción distópica (otra más) protagonizada por Karen Gillan y Aaron Paul. A la primera se le conoce por ser la actriz que encarna a la peligrosa Nébula de Los Guardines de la Galaxia, y al segundo por ser el Sancho Panza de nuestro querido Walter White en Breaking Bad.

Dual nos cuenta una historia enmarcada en un lugar y tiempo indefinido en el que, si estás a punto de morir, por enfermedad o porque ya te hartaste de tu anodina y aburrida vida, puedes contratar la fabricación de un clon para que tu familia y seres queridos no lloren tu muerte. O que al menos, no se les haga tan dura…

En ese espacio se nos presenta a Sarah (Karen Gillan), una chica triste que no parece encontrarle sentido a su vida. Con una pareja en la distancia por trabajo, que intuye que le engaña, y una madre perturbadora que no parece quererla. Por si fuera poco, entre solitarias noches de borrachera en casa, un día enferma. Enferma y le diagnostican una muerte segura.

Karen Gillan en Dual.
Karen Gillan en Dual.

Ese será el motivo por el que ella acudirá en la búsqueda de que le fabriquen un clon para su pareja y familia. Dicho y hecho. En una hora ya tiene un clon nuevito y flamante apareciendo por la puerta. Su pareja y su madre la reciben muy bien, tanto que a ella la dejan de lado. ¿Qué ocurriría si en el último momento Sarah no muriera?

Matarte para vivir

En ese mundo que nos plantea Dual, si tú no mueres y tu clon quiere vivir, deberéis enfrentaros en un duelo para ver quién quedaría en vida y se convertiría en la menganita o fulanito oficial.

Para eso hay todo tipo de entrenadores para el duelo, Trent (Aaron Paul) es uno de ellos. Uno un poco… bueno, particular.

Riley Stearns rueda una película barata e irregular que, en forma de extraña comedia, se aleja del repetidísimo debate ético sobre la clonación. Dual es una película que, si consigues conectar con ella, te entretendrá durante una hora y media. No busques más.

Aaron Paul y Karen Gillan en Dual.
Aaron Paul y Karen Gillan en Dual.

Stearns es el director de The Art of Self-Defense, aquí titulada, La mejor defensa es un ataque, película con la que comparte parte de la temática de Dual. En La mejor defensa es un ataque, será Jesse Eisenberg el que recibirá clases de defensa personal para cambiar su vida. Las dos cintas comparten el mismo tipo de humor absurdo, pero la de Eisenberg sale ganando. Su reparto es más talentoso (Imogen Poots y Alessandro Nivola) y Stearns estuvo más inspirado en un guion que, sin ser gran cosa, es más gracioso y abusa menos del Deus ex machina que el de Dual.

La premisa de Dual promete mucho más de lo que al final vemos en la película. Karen Gillan y Aaron Paul trabajan con el piloto automático encendido y no te aguarda ninguna sorpresa tras sus torpes giros de guion.

Dual: dos veces mal

La imagen que Dual da de su protagonista femenina vuelve a caer en todos los clichés heteropatriarcales de siempre. Protagonista blanca hetero normativa preocupada por su cuerpo, demuestra el amor sin fisuras que siente por su pareja masculina de raza negra como si eso fuera lo más importante de su vida. Superando el adulterio y el maltrato emocional que este le practica con toda la frialdad del mundo.

Aun cuando ella parece que le dado a su autoestima el alimento que necesitaba y se ha vuelto más independiente, sigue cayendo en los mismos problemas y dependencias emocional/sexuales.

Por otro lado, Karen Gillan vuelva a demostrar dos de sus carencias, la del talento y/o la de saber escoger los proyectos en los que participa. Gillan no me parece buena actriz, pero proyectos como este, el reebot de Jumanji o la reciente Gunpowder Milkshake, no son los más indicados para una actriz que ofrece su mejor versión en cintas como Oculus, El círculo o La gran apuesta.

Karen Gillan en Dual.
Karen Gillan en Dual.

La maravillosa oportunidad de interpretar a dos personajes en la misma película, queda completamente desaprovechada en sus manos. Hay que decir a su favor que el guion no la ayuda en nada. Gillan ya lo hizo con mejores resultados en la serie Doctor Who.

Sería muy interesante ver a una actriz apareciendo por partida doble en un film, con guiones como los que han ofrecido a actores en películas como Adaptation con Nicolas Cage, Dead Ringers (Inseparables) con Jeremy Irons o recientemente en la genial miniserie de HBO I Know This Much Is True con Mark Ruffalo.

Muchos son los actores que se han desdoblado en la misma película, Jame McAboy, Tom Hanks, Eddie Murphy, Jack Nicholson, Robin Williams, Jason Issacs, Mike Myers… cuesta más recordar a actrices que lo hayan hecho. Incluso cuando nos han dejado con la boca abierta como Tatiana Maslany en Orphan Black, Cate Blanchet en Manifesto o Noomi Rapace en Siete hermanas.

Conclusiones

Ve a ver Dual si lo que quieres es pasar el rato sin romperte la cabeza y no eres muy exigente como espectador. Espero que Riley Stearns haga los deberes y nos ofrezca un espectáculo mucho más interesante para nuestros ojos, oídos y cabeza, que su última película.

Que no se me olvide recordar que quién quiera disfrutar de Aaron Paul que reponga Breaking Bad, un servidor no cree que pueda ofrecernos algo parecido en mucho tiempo.

Saludos furiosos.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.