El nuevo cine de acción

Duele de verlo!

Avatar

El cine de acción es la ostia, es el mejor, madre mía, solo de pensarlo me pongo to loco, tío. Ostias a punta pala por todos lados, ritmo frenético, personajes de una sola cara, con objetivos claros, y qué música, tremenda, directamente a la vena.

Sin duda, la mejor época para este género fue en los 80. Schwarzenegger, Stallone, Willis, Chuck Norris, Van Damme, qué tíos. Unas bestias. Películas brutales, divertidas y aspiracionales, porque ¿quién no quería ser uno de ellos? ¿Quién?

Pero hoy no hablaré de estos fenómenos, no, hoy os hablaré de un nuevo cine de acción. A finales de los 90 y comienzos del 2000, directores como las hermanas Wachowski con la saga de Matrix (1999), Paul Greengrass con la saga Bourne (2002) o Zack Snyder con sus 300 (2006) espartanos, se encargaron de mostrarnos que otro cine de acción era posible, más estético, con más efectos especiales, con actores que no estaban hiper musculados, mezclando sabiamente las artes marciales y contando unas historias de puta madre.

Pues bien. En los últimos años ha pasado algo parecido, nuevos jefes, grandes creadores que le han dado otra vuelta a cine de acción o que han querido echar una mirada atrás al género y traerlo de vuelta al candelero. Os pongo unos ejemplos. ¡Vamos!:

Redada asesina (2011) (The Raid)

Gareth Evans hizo lo nunca visto, nunca las escenas de acción fueron más realistas y dolorosas, sientes el dolor de cada ostia. Evans encerró en un edificio a los mejores actores de acción y artes marciales de Indonesia (qué tipos el Iko Uwais y el Yayan Ruhian) y les dijo “el que quede vivo me lo llevo a Can Roca”. Una locura de acción sin precedentes con todo tipo de armas.

The Raid 2 (2014)

Gareth Evans lo vuelve a hacer y esta vez con más pasta. Iko Uwais vuelve a la carga, esta vez en más de un escenario y como si de un video juego estuviéramos hablando, la peli se carga de jefes finales a cuál más peligroso y original. No se pierde la marca de la casa, ostias a cholón, mucha sangre, armas, coreos imposibles, amputaciones y esta vez le añadimos un guion más currado y una dirección de foto más llamativa y pintona.

The Night Comes For Us (2018)

Solo era cuestión de tiempo que Netflix viera en el cine de Gareth Evans un buen negocio. Timo Tjahjanto, director indonesio con talento para el cine de terror y un par de buenas opciones de acción (Killers, Killshot) dirige una peli junto a Netflix e Iko Uwais que parece ser del discípulo aventajado de Evans.

Saga John Wick (2014 – 2019)

Vamos a dejar, por ahora, a Iko Uwais y sus colegas, hablemos de Keanu Reeves. A el bueno de Keanu, le he dado mucha caña en bares. Lo peor del Drácula de Coppola, soso, aburrido, sin fuste ninguno. Pero hay que reconocerle que en Speed, Le llamaban Body, Johnny Mnemonic o Matrix no está nada mal, ¿cómo actor? Noooo, en las escenas de acción… Con la edad, ha aprendido del oficio y aprovechado su cara de palo para crear a John Wick, una máquina de matar amante de los canes. Maravillosa trilogía de acción dirigida por David Leitch y Chad Stahelski la primera y el resto solo por Stahelski, ambos son dobles de acción así que saben de que va la onda vaselina. El mundo que crea su guionista Derek Kolstad, está lleno de organizaciones, asesinos y sociedades secretas. En esta franquicia encontramos las mejores coreos de acción con armas de fuego que se han rodado hasta la fecha.

Atómica (2017)

Antes os decía que la primera de John Wick, la dirigieron dos directores, pero uno abandonó la franquicia para dirigir esta película, David Leitch.  La protagoniza Charlize Theron, nunca fue tan dura ni pegó tan fuerte como aquí, incluso más que haciendo de Imperator furiosa en la última Mad Max. Frenética peli, con un guion con tantos giros como los que da Charlize en sus luchas, lástima que, a diferencia de Charlize, el guion no cae siempre de pie.

Extraction (2020) (Tyler Rake)

Otro doble de acción, esta vez de Los Vengadores, se pone detrás de las cámaras para dirigir otra peli de ultra violencia hiper realista, como ocurría con The Night come For us, de la mano de Netflix. Estamos hablando de Sam Hargrave quien consigue poner, por fin,el musculado cuerpo de Chris Hemsworth a dar golpes, romper brazos, cuellos y disparar todo tipo de armas de armas de fuego. Rodada entre Tailandia e India, Tyler Rake nos enseña cómo poner alguien en su sitio, y no es precisamente hablando. Deseando ver más de este personaje, no entiendo como no se le ocurrió a nadie antes, llamar al marido de la Pataky o rezarle a Thor para que hiciera este tipo de pelis.

Hardcore. Misión extrema (2014)

Desde Rusia nos llega esta película que nos recuerda un huevo a Doom, os acordáis del juego Doom, ¿no? En primera persona y pegando tiros a punta pala, un disparate. Pues en Hardcore Henry pasa lo mismo, pero en vez de disparar a extraterrestres y mutantes, el prota lo hace a personas. Su director, Ilya Naishuller nos cuenta la historia de un tipo al que su mujer le devolvió la vida convirtiéndolo en un ciborg. Pero a su mujer le hicieron cosas que lo enloqueció e hizo que se vengara de la forma más brutal que se le ocurrió. toda esa locura la veremos desde sus ojos, como un videojuego. El resultado es fantástico, te parece sentir las ostias que recibe y las que tu das. Claro que, cuando se cae o se tira de algún sitio de altura, lo vas a pasar mal. Su ritmo frenético y su corta duración hará que no te de tiempo ni a pestañear.

Upgrade (2018)

Bestialidad de película. Desde Australia y de la mano de Leigh Whannell, nos llega esta impresionante historia «Sci-fi». Imagínate en un mundo en el que las máquinas y los cíborgs campan por sus anchas. Todo el mundo está modificado, pero tú no quieres que te metan ni chips ni hierro en el cuerpo. Eres tal cual naciste. Pero un día tienes un accidente con tu mujer. Ella muere y tú quedas postrado en una silla de ruedas. Misteriosamente aparece un tipo que te ofrece una IA tipo HAL 9000 de 2001 una Odisea en el espacio (1968) y con ella podrás caminar y otras cositas… ¿Qué harías, le dirías que no? El prota hizo lo mismo que [email protected] haríais, se puso la IA llamada STEM y comenzó la brutal venganza de su mujer, ya que ese accidente no fue por casualidad… Veréis novedosa acción de siglo XXI, preparaos. Aquí os dejo el tráiler por si aún no la habéis visto:

Saga Boyka (2006 – 2016)

Para acabar, os hablaré de una saga que empezó después de la floja Invicto de Wesley Snipes. En Invicto 2, Isaac Florentine realiza una peli para vídeo que, en teoría, continuaba Invicto. Esta peli no la recomendaría si no apareciera Scott Adkins interpretando al malvado ruso Boyka. El actor, una bestia hiper musculada especializado en secundarios de acción de lujo, se mete en la piel de un personaje que le roba la peli al prota de Invicto 2, al punto de protagonizar él las dos siguientes y hacernos olvidar que todo venía de la peli de un Snipes en horas bajas. La saga de Boyka nos lleva al cine de acción de los 80 de cabeza, películas carcelarias básicas, músculos, y golpes que suenan a huesos rotos. A diferencia de las otras de la lista, estas pelis de acción son nuevas porque son antiguas y nunca hubo algo tan nuevo como lo antiguo.

Ya me diréis por aquí abajo si debería incluir alguna más. Nos vemos, furiosos!

Comentarios

en este artículo

2020-09-25 15:16:01

Recomendaría Dobermann, de Jan Kounen. En algún momento de mi vida estuvo dentro de mi top 5 de películas favoritas. Acción hyper kinetica y un soundtrack de puta madre.

2020-08-18 22:50:19

A mi, me encantaría que me hablaras de Upgrade me encantó y creo que debería de estar en esta lista. Me gustaría saber tu opinión sobre ella

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *