·

Entrevista a Ana Palacios, Directora del Festival Online Mujeres de cine

Mañana arranca la tercera edición de El Festival Online Mujeres de Cine que tendrá lugar entre el 25 de marzo y el 3 de abril. Es el primer festival on line dedicado íntegramente al cine realizado por mujeres, lo que hace posible que cualquier persona residente en España pueda acceder y participar en él. Hemos hablado con su directora, Ana Palacios, que nos ha contagiado su entusiasmo por el cine y, en particular, por el cine hecho por mujeres.

Este festival es la apuesta de Mujeres de Cine por visibilizar el trabajo de las cineastas y propiciar que todo el mundo tenga acceso a la producción cinematográfica de autoría femenina.

En esta edición, la sección oficial ha reunido 10 películas procedentes de países como Colombia, Venezuela, España, Hungría o Suecia. 10 obras que ofrecen una visión genuina sobre temas fundamentales como la maternidad, la familia, el machismo… y que han pasado por los más prestigiosos festivales internacionales. Un cita ineludible para quienes aman el cine.

Cartel de El Festival Online Mujeres de Cine

Hablamos con Ana Palacios

El Festival surgió en plena pandemia en marzo de 2020. ¿Era una idea que ya teníais y la pandemia precipitó o fue la propia situación social la que os animó a este formato?

Era una idea previa. Nosotras, en el proyecto Mujeres de Cine, teníamos una parte presencial que era la más fuerte. Hasta que en 2019 que creamos una plataforma de VOD, precisamente como herramienta de visivilización y reivindicación.

Después de ese primer año de la plataforma de streaming, sí que veíamos que era necesario dar un paso más. Se nos ocurrió crear el Festival On Line Mujeres de Cine para tener una fecha muy concreta, en marzo, en la que reunir trabajos significativos de los últimos años de cine dirigido por mujeres.

Fue totalmente azaroso lo teníamos ya ideado el verano de 2019. ¿Cómo íbamos a pensar que en marzo de 2020, que era cuando arrancábamos, iba a haber una pandemia? Fue como increíble. Aparte del drama que supuso la propia pandemia, la verdad es que fue muy bonito. Pudimos ofrecer un contenido cultural on line justo en ese momento en el que todas y todos estábamos en casa y no podíamos hacer mucho.

Así que fue una ventana realmente muy interesante para que la gente pudiera acceder a cine dirigido por mujeres justo en ese momento.

– Fuisteis pioneras, porque ese año fue dramático para los festivales que se vieron improvisando formatos híbridos.

Sí, pilló un poco a trasmano a todo el mundo. A nosotras, como previamente ya teníamos la idea, nos resultó como algo muy natural dentro del proyecto Mujeres de Cine.

Ana Palacios.
Ana Palacios.

– ¿Cómo es el perfil del público del festival?

Contamos con datos generales que reflejan un poco la realidad de los espectadores y espectadoras. Sobre todo, dentro de lo que es la exhibición cinematográfica. Tenemos a mujeres de entre 30 y 60 años que más o menos es el perfil de la gente que acude mayoritariamente a las salas.

Esto refleja un poco también ese interés que tenemos las mujeres en esta franja de edad por el cine en general. Sin embargo, también tuvimos alguna anécdota inesperada muy emocionante. Como la de una mujer de casi 80 años que, gracias a la ayuda de su nieta en un pueblo muy pequeño de Gerona, consiguió acceder al festival y nos dijo: “qué maravilla, cuantas directoras que no conocía, cuantas películas…” Fue como dar voz a ese público al que nos gustaría llegar que realmente no tiene posibilidad ni fácil acceso al cine dirigido por mujeres. El testimonio de esta mujer fue una absoluta sorpresa y revelación. Historias como la suya son las que al final nos hacen dar sentido a nuestro trabajo.

– Desde la primera edición, habéis ido internacionalizando la selección de películas a la vez que incorporabais pesos pesados como Helena Taberna, Cèline Sciamma o Isabel Coixet junto con directoras más noveles. ¿Qué criterios os mueven a la hora de seleccionar las películas?

Sí, has mencionado dos cosas bastante importantes; una es la combinación entre directoras consagradas y directoras emergentes. Nos parece importante hacer este diálogo intergeneracional y que también se refleje el paisaje tan diverso y tan rico que ahora mismo están ofreciendo las cineastas. Por una parte, esa es una línea muy clara dentro de la selección de las películas que el comité del festival realiza.

Luego, por otra parte, nos parece importante que sean mujeres relatoras. Es decir, que sean directoras y en muchos casos también guionistas las que firmen estas películas. Además, nos interesa la mujer como parte protagónica dentro de la historia misma filmada. La ambición que tenemos es la de crear referentes. Que el cine sea una herramienta y que nos sirva para vernos reflejadas. Que, ojalá, muchas jóvenes puedan saber dónde mirar o por lo menos, poder mirar hacia alguien que les guíe un poco en su camino.

Por último, también tenemos en cuenta la calidad, por supuesto, el recorrido en festivales y los premios. Al final queremos que sean historias poderosas y también dar voz a algunas mujeres que son silenciadas de alguna manera. Por ejemplo, en esta edición tenemos una película como Breathe en la que se habla de la experiencia de las mujeres en la cárcel y su falta de libertad.

Breathe, de Susanna Barranco.

En cierta medida ha habido tanta invisibilización histórica que esto también es una parte de la recuperación de la memoria de la mujer.

– La sección oficial de este año es un lujo. Contáis con títulos que vienen de ganar premios en festivales muy prestigiosos.

Lo comparto contigo, estoy muy contenta con la selección que se ha hecho de las 10 películas que componen la sección oficial. Muchas de ellas son películas que han tenido una presencia significativa en festivales como Érase una vez en Venezuela que estuvo en Sundance o Quo vadis, Aida que estuvo en Sevilla, en Venecia y también en los European Films Awards.

También La metamorfosis de los pájaros que estuvo en la sección Encounters en la Berlinale y obtuvo el premio Premio Zabaltegi – Tabakalera en San Sebastián. Luego también tenemos Preparativos para estar juntos un periodo de tiempo desconocido, que ganó la Espiga de Oro en SEMINCI y estuvo nominada a mejor película extranjera en los Premios Independent Spirit.

Entre las españolas encontramos El retorno. La vida después del ISIS que ganó como Mejor Documental en los Premios Gaudí y ganó el Premio del Público en el DOCSBARCELONA; y Ama que ganó el premio a la Mejor Actriz (Tamara Casellas) y también el Premio Feroz de la Crítica el año pasado.

– Me gusta mucho que otorguéis un premio técnico como el de Mejor Directora de Fotografía. ¿Cómo surgió la idea?

Es algo en lo que ya, en el recorrido de los más de 10 años de Mujeres de Cine y todas las itinerancias presenciales que hemos realizado, nos habíamos fijado. Vamos a recordar que menos del 10 % de películas producidas lleva la dirección de fotografía realizada por mujeres. Entonces, fue un poco interés previo nuestro y también encontrar el momento oportuno y las alianzas adecuadas.

Por ejemplo, el año pasado, cuando iniciamos este premio, fue además cuando Daniela Cajías ganó el Goya a la Mejor Dirección de Fotografía por Las niñas, de Pilar Palomero. Coincidió también con un momento en el que se puso luz sobre este problema en concreto. Paralelamente, nosotras nos pusimos en contacto con AEC, el colectivo de directoras de fotografía, y con RC Service que es la empresa colaboradora del festival que patrocina este premio y que también quiso sumarse a esta propuesta de dar visibilidad a las mujeres de esta profesión. Fue un poco esta unión de circunstancias que hicieron que pusiéramos un premio concreto en el festival para visibilizar este problema.

Daniela Cajías en el rodaje de Las niñas. Foto: Jorge Fuembuena.

Recuerdo además que, hace ocho años en México, con una muestra de Mujeres de Cine que hicimos allí, tuve la oportunidad de conocer a María Novaro, una de las directoras pioneras mexicanas. Me contaba que, en los estatutos de la ley del cine en los años 70 en México, directamente se impedía a las mujeres llevar una cámara. Esto también es un dato importante, porque no hace tanto que por ley, las mujeres no podían hacer dirección de fotografía y no podían llevar una cámara al hombro. Me quedé muy impactada pues reafirmaba una realidad. Así que pensamos que estos pequeños pasos pueden ayudar a que poco a poco se incentive que las mujeres se acerquen también a todos esos ámbitos más técnicos del cine.

– ¿Cómo ha cambiado el panorama del cine dirigido por mujeres desde que comenzasteis con vuestro proyecto, Mujeres de Cine?

Desde que comenzamos con Mujeres de Cine en 2010, he notado un cambio en la sensibilización y en el compromiso. Creo que tiene que ver con que haya esta cantera tan impresionante de mujeres cineastas. Estamos viviendo un nuevo paradigma de la mujer. Creo, además, que lleva consigo una voluntad imparable y una fuerza creadora también imparable que quizá es la que hace que estemos pisando con tanta fuerza las mujeres en el cine.

– Estos dos últimos años están siendo como un espejismo para las cineastas. Los porcentajes siguen siendo bajos en cantidad, casi ningún país llega nunca al 20 % de películas dirigidas por mujeres, pero la calidad (a juzgar por premios) parece innegable. ¿Cómo ves el futuro? ¿Ayudará este reconocimiento a que haya más películas dirigidas por mujeres?

Sí, yo confío en que sí. Creo que es importante no perder tampoco de vista que estamos situadas todavía en unos porcentajes muy bajos, menos del 20 % como tú apuntabas. Y es que, la mujer tiene mucho que aportar en este momento, tal vez es por eso que haya tanta calidad y que haya tanto reconocimiento.

En los festivales también se está trabajando en los últimos años para que, por ejemplo, los jurados sean más equitativos y que haya también mujeres que puedan participar en la toma de decisión de los premios.

Alcarràs, de Carla Simón.
Alcarràs, de Carla Simón.

En fin, que todo más o menos responde a ese cambio de paradigma y que realmente hay directoras con un talento impresionante. Esto lo vemos cada dos por tres en festivales, como pasó en la última edición del Festival Internacional de Cine Berlín, que entregó el Oso de Oro a Alcarràs de Carla Simón.

Y por último, ¿qué planes tenéis para el futuro del festival?

Lo que queremos es seguir consolidando esta cita anual con la firma de la mujer en el cine. Nos gustaría poco a poco crecer en alcance. Somos un festival modesto que lleva solo tres ediciones, pero nos gustaría continuar en esta línea de apoyo a las cineastas, que sientan que Mujeres de Cine y el festival es su casa. También que con cada espectador y espectadora que entra en el festival se cree una red de apoyo al trabajo de las cineastas.

Nos gustaría, y esto puede ser un poco sueño, que llegara un día en que pudiera ser abierto a nivel internacional que no estuviera geolocalizado en España, porque además, hay peticiones que nos llegan por parte de otros países que tienen ganas de conocer el festival y poder disfrutarlo.

También nos hemos planteado en un futuro próximo la posibilidad de poder hacer algo presencial. El cuerpo fundamental del festival va a seguir siendo on line, pero nos gustaría también incorporar quizá alguna acción presencial para contar también con las cineastas en Madrid.

En cualquier caso, nuestro futuro va un poco también de la mano con esa fuerza creadora que tienen nuestras cineastas y que además me gusta mucho y es lo que queremos contar.

Mujeres de cine. Ana Palacios.

Cuestionario Furioso de Ana Palacios

Película favorita: Con faldas y a lo loco, de Billy Wilder.

Serie favorita: Teresa de Jesús, de Josefina Molina.

Libro favorito: Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin. Este sería mi último libro favorito.

Cómic favorito: María y yo, Miguel Gallardo.

Cantante, grupo o músico favorito: Janis Joplin, Camarón de La Isla, Lila Downs, Los Chunguitos, La Caballé. Y me quedo corta…

Artista plástico favorito: Georgia O’Keeffe o Goya.

Miedo tecnológico: Ufff, tema delicado…, muchos y ninguno, creo que casi que prefiero no pensarlo…, como decía Quevedo “El ánimo que piensa en lo que puede temer, empieza a temer en lo que puede pensar”.

Fotografía de portada de (c) María Beltane.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.