·

Las 10 mejores películas de 2021

2021 ha sido un año cargado de grandes películas. Eso que dicen de que los problemas y las dificultades son el caldo de cultivo de los artistas, ha demostrado ser una gran verdad. No ha resultado fácil escoger las 10 mejores películas de este año.

En 2021 el Covid ha seguido con nosotros. Además, ha aparecido una nueva variante, el Ómicron, un virus con nombre cinematográfico que no nos está dejando acabar el año como Dios manda.

Omicron, de Ugo Gregoretti (1963)
Omicron, de Ugo Gregoretti (1963)

Cómo será el cine, que por mucho que hayan pandemias, crisis, falta de medios u otros problemas, nunca deja de reproducirse. Este año hemos visto excelentes películas y nos hemos decepcionado con otras de las que esperábamos mucho más. Un ejemplo de estas últimas han sido Matrix Resurrections, Don’t Look Up u Old.

Pero hoy que se acaba el año toca hablar de las mejores. Han habido una cuantas que nos hubiera gustado poner en la lista pero por ceñirnos al top 10 no hemos podido colocarlas (y eso que os guardamos una pequeña sorpresa al final del artículo).

Se han quedado fuera, grandes películas como Madres paralelas, El Buen Patrón, Violation, Seis días corrientes, Last night in Soho, Lamb, In the Earth, The Innocents, Fue la mano de Dios o La vida era eso. También hay que decir que aún no hemos podido ver La Abuela, Libertad, Licorice Pizza, The Card Counter, Vortex o Petite Maman, quien sabe de haberlas visto si alguna de ellas se colaría en la lista.

Ahora sí, sin más preámbulos, ahí van las 10 mejores películas de 2021:

Titane, de Julia Ducournau

La película del año. Ducournau da rienda suelta a su desbordada y salvaje imaginación en una película libre, sin corsés, sobre el dolor compartido, el trauma, el amor y la familia. ¿El resultado? Una película única e inolvidable.

Annette, de Leos Carax

El director de Holy Motors, la mejor película del siglo XXI, se atreve con el musical, que ya le tenía ganas, y hace que nos explote la cabeza con una de las películas más originales de la historia. Un musical a reverenciar por lo arriesgado de su lenguaje, la música de los hermanos Sparks y por ser la disculpa a una hija más creativa y profunda conocida.

The Power of the Dog, de Jane Campion

Jane Campion nos cuenta una historia sobre la fuerza, la de verdad, no la que nos han querido meter en la cabeza. Esa que es capaz de generar cambios. Esa que lo convierte a uno en alguien libre e imparable.

The Green Knight, de David Lowery

Si te gustó a A Ghost Story, su director nos ofrece su visión de un cuento artúrico en el que nos sumerge en un mundo original, enigmático y lleno de una oscura magia donde descubriremos cómo desembarazarnos de lo peor de nosotros mismos, para abrazar lo poco valorado y autentico que realmente poseemos.

Tres, de Juanjo Giménez

A Juanjo Giménez le gusta el sonido. Le gusta tanto como su ausencia. De eso va Tres. Nos habla de lo que ocurre mientras estamos en silencio esperando una respuesta. De cómo nos hemos acostumbrado a vivir desincronizados, abrazando los lags como si fuera algo tan natural como la lluvia. Nos enseña todo el sonido que puede albergar el silencio.

Limbo, de Soi Cheang

El mejor cine noir en años. La mejor fotografía en blanco y negro en años. Limbo es una película extremadamente dura, de esas que no se hacen, de esas que son una lección de buen cine. Un salto desde el cine más clásico a la modernidad de hoy, sin perder ni un ápice de calidad, más bien al contrario.

Un efecto óptico, de Juan Cavestany

Cavestany nunca defrauda. Un efecto óptico es el mejor viaje a Nueva York que se puede hacer sin salir de casa. Una muestra de cómo la mortadela, dependiendo de la situación, puede estar más rica que el mejor jamón de bellota. Un efecto óptico es la confirmación de que Cavestany es uno de nuestros genios cinematográficos y se encuentra en plena forma.

The Killing of the Two Lovers, de Robert Machoian

En una pareja, ambos no aman igual. Siempre hay uno que quiere con más fuerza al otro. Ese suele ser quien cede más en las negociaciones de pareja. El que pierde. El que sufre y el incomprendido. En The Killing of the Two Lovers, podremos ver un buen ejemplo, en forma de Neo Western, de cómo no perder a quien amas te puede impulsar a hacer cosas que antes solo ocurrían en tu cabeza.

Playlist, de Nine Antico

No, Nine Antico no es Woody Allen ni Noah Baumbach, ni falta que le hace. En Playlist nos enseñará que la búsqueda de tu trabajo ideal, ese con el que sueñas y por el que te has preparado, puede resultar tan accidental como la búsqueda de tu media naranja. Mientras te obsesionas con esas búsquedas, la vida va pasando sin darte cuenta. Algo falla ahí, ¿no crees?

Swallow, de Carlo Mirabella-Davis

Que no te engañe el título, la película no va de golondrinas, va de tragar. De tragar con la vida, con todo lo que no te gusta. Con todo eso que te gustaría dejar. Eso que te mantiene infeliz, en un lugar de inferioridad. Cuando tragas sin querer tragar, se siente como tragar clavos, pero hasta a algo así se le acaba encontrando el gusto.

¡SORPRESA! Las 10 mejores películas de 2021 que se quedaron en las puertas de la lista oficial

The Suicide Squad, de James Gunn

La mejor película de superhéroes (o supervillanos) de los últimos años. La apuesta más arriesgada, divertida, canalla, libre y loca del subgénero. James Gunn dirige sin camisa de fuerza. Hace un homenaje a todo su cine y es honesto a sus gustos e intereses. Automática película de culto que en los próximos años se rescatará como referente y ejemplo de lo que debería ser el cine de entretenimiento autoral con superhéroes por todos lados.

Quo Vadis, Aida?, de Jasmila Žbanić

Sobrecogedora película dirigida por Jasmila Žbanić sobre la matanza de Srebrenica en la no tan lejana guerra de los Balcanes. En la película seguimos a Aida (Jasna Djuricic), una traductora bosnia de la ONU, que intentará salvar a su familia a toda costa, siendo testigo de cómo la todopoderosa ONU dejó hacer y deshacer a las fuerzas serbias. Su final es muy difícil de olvidar.

Pieces of a Woman, de Kornél Mundruczó

A comienzo de enero de este año, se estrenó la película con uno de los partos mejor rodados de la historia del cine. Una película dirigida por Kornél Mundruczó que genera debate al poner sobre la mesa el papel de la partera en un parto en casa. Su protagonista deberá sufrir el duelo de perder a su hijo, superar sus propios conflictos y juicios internos como madre y afrontar que su pareja no es más que un hombre que necesita ser cuidado como un niño.

Fragmentos de una mujer.
Fragmentos de una mujer.

Espíritu Sagrado, de Chema García Ibarra

Una de las grandes sorpresas del cine español de este año. Chema García Ibarra imagina en su propio barrio de Elche una historia mezcla de thriller y ciencia ficción con un desenlace inimaginable. Una película para todos aquellos apasionados por la ufología y lo paranormal. Una cinta que demuestra que no hay que mirar al cielo para encontrar «lo extraño».

Nitram, de Justin Kurzel

Justin Kurzel, director de Macbeth (2015) nos cuenta la historia de Nitram, el chico que causó la masacre de Port Arthur en 1996 en Tasmania. La película retoma el eterno debate de la legalización de las armas de fuego e intenta encontrar los motivos de los actos del joven Nitram. Una historia cargada de duros momentos, increíbles e inexplicables. Premio a mejor actor en Sitges 2021 para Caleb Landry Jones.

Boiling Point, de Philip Barantini

En un solo plano secuencia, Philip Barantini nos cuenta cómo es una noche en un prestigioso restaurante. Philip, que trabajó durante años en restaurantes, nos coloca en los ojos de los camareros y cocineros. Nos muestra la dureza de un oficio del que siempre se enseñan los logros. No se corta a la hora de mostrarnos todo lo que se puede sufrir hasta encontrar la excelencia o el prestigio necesario para mantener la persiana del restaurante abierta cada día. Maravilloso Stephen Graham.

Nuevo Orden, de Michel Franco

Película del mexicano Michel Franco en la que se plantea un cambio de orden social en el que los pobres plantan cara a los ricos y consiguen armar una revolución. Somos testigo de una guerra de clases tan real que pone la piel de gallina. Nuevo orden es una película para descubrir el por qué de nuestra realidad y cuestionar su teórica imposibilidad al cambio.

Nuevo Orden.
Nuevo Orden.

Destello Bravío, de Ainhoa Rodríguez

Ainhoa Rodríguez nos habla del poder de las mujeres extremeñas. Nos cuenta una fábula que viaja desde lo onírico hacia lo surrealista convirtiéndose en una versión costumbrista del mejor David Lynch. Destello Bravío ha sido otra de las sorpresas de este año. Una película cargada de imágenes y momentos de una imaginería personal, adictiva y sorprendente.

Malcolm & Mari, de Sam Levinson

En un precioso blanco y negro, Sam Levinson coloca a la mejor Zendaya junto a John David Washington en un inmueble de lujo y nos demuestra qué tipo de cine se puede rodar en pandemia y cómo el talento de estos dos intérpretes está por encima de cualquier obstáculo. Un viaje por lo mejor y lo peor de una relación de pareja en el que los egos y el individualismo actual acaba siendo casi más importante que el amor de sus protagonistas.

Las leyes de la frontera, de Daniel Monzón

Una de las mejores películas españolas de este año. La actualización del cine quinqui de Daniel Monzón, además de descubrirnos a un buen puñado de jóvenes actores a los que habrá que seguirles la pista, nos hace disfrutar con una película sobre ladrones de medio pelo en esos 70/80s tan añorados. Todos sus departamentos están de nota y es de esas películas que nunca quieres que acabe.

Pincha AQUÍ, para ver las mejores películas de 2020

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *