Grandes clásicos para leer, analizar y disfrutar

Jesús Santaella

Todos los que somos amantes de la lectura sabemos que hay libros de libros.  Si bien es cierto que son muchos los clásicos que nos ofrece la literatura occidental y que parece imposible leerlos todos, no podemos dejar de disfrutar de estos excepcionales libros.

El infierno, Dante

La primera parte de La Divina Comedia. La visión de la condenación de Dante. Un escenario de sufrimiento merecido, perfectamente arreglado y vívidamente descrito. Donde la tortura del pecador no es otra cosa que vivir el pecado por la eternidad, una idea que otorga a este poema una profundidad psicológica, ya sea para tomar o dejar su teología.

Don Quijote, Miguel de Cervantes

Esta novela es considerada como una forma literaria que contrapone la ilusión a la realidad incluso cuando celebra el deseo de trascender esa realidad.

Don Quijote ocupa el segundo lugar, después de Hamlet, como candidato al primer individuo moderno representado en la literatura. Un vagabundo de rostro triste atrapado en una comedia cruel porque ve cuán utópico puede ser el mundo incluso cuando se ve obligado a permanecer en la realidad que vive.

Robinson Crusoe, Daniel Defoe

Robinson Crusoe es la historia de un marinero náufrago que recrea la «civilización» en una isla desierta.

La historia es bien conocida, pero las reflexiones teológicas de la novela sobre la justicia de Dios y su compromiso casi sin precedentes de describir la realidad cotidiana de cómo se ven y funcionan las cosas son mucho menos famosas, lo que hace que valga la pena leerla.

Anna Karenina, León Tolstoi

En esta a novela de doble argumento sobre el adulterio de una mujer aristocrática y la reforma moral de un terrateniente, el realismo es llevado a extremos de claridad que no han podido ser igualados.

En escena tras escena, olvidarás que estás leyendo y sentirás que sudas en un campo de heno ruso con los segadores, te sentirás horrorizado ante una carrera de caballos que salió mal, escucharás a escondidas los intensos conflictos domésticos o habitarás en los corazones de los protagonistas.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *