‘Impetigore’. ¿La mejor película de Sitges 2020?

En la sección Panorama Fantàstic del Sitges film Festival, pudimos ver Impetigore. La mejor película de terror que he podido ver durante el festival, que, este año, venía cargado de cine de terror con altas dosis de comedia. Imagino que para liberar parte de la tensión de situación actual que nos ha tocado vivir.

Su director es Joko Anwar, al que los amantes del género conocemos por sus muy estimables Kala, The Forbidden Door y Los hijos de Satán. Tres cintas que no dejaron indiferente a nadie.

Y, es que, el cine indonés cada día está más presente. Gareth Evans con The Raid y su secuela lo hicieron mundialmente famoso. Los directores, The Mo Brothers, también llevan tiempo dando guerra en la industria local y Joko Anwar se está convirtiendo por méritos propios en uno de los nombres más importantes el terror en el mundo. Impetigore es un ejemplo.

La película tiene uno de los mejores y furiosos comienzos de los últimos años. Cuenta la historia de Maya, trabajadora de clase humilde que acompañada de su amiga Dini viajará a un recóndito pueblo al que, casi, nadie se ofrece para llevarlas. Busca conocer los secretos de su pasado. Y una posible herencia de una enorme casa. Solo encontrará una de las dos cosas. Y de qué manera.

‘Impetigore’ se toma el terror en serio

Impetigore es un film de terror rural, que por si fuera poco se mezcla con una historia de fantasmas. En algunos momentos nos puede recordar a The Wailing.

El diseño de producción, ambientación, sonido, foto… técnicamente no hay nada con lo que atacarle. La cámara se mueve de forma personal y atrevida, con algunos movimientos que ya son seña del cine hecho en Indonesia.

Las actrices protagonistas, Tara Basro y Marissa Anita, construyen unos personajes que podríamos describir desde el primer momento en el que las vemos en la pantalla. Ambas interpretan a sus personajes de forma verosímil y comprometida. El resto del reparto también está a la altura.

La parte de terror rural de la película es dura y no titubea a la hora de mostrar la maldad del ser humano y el daño de la superchería. Su terror más fantasmagórico, no se queda en un dar sustos sin sentido de esos a los que estamos acostumbrados. Su historia está lo suficientemente bien construida como para justificar su aparición, además la historia juega con el flashback de una manera muy convincente.

Os recomiendo esta película si además de pasar miedo, queréis ver una buena película.

Saludos furiosos.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *