‘Jane the virgin’ devolvió la telenovela a la vida

Silvia Panadero

Imagínate que has crecido en un entorno en el que la virginidad sigue siendo el mismo concepto que, literalmente, tenía tu abuela de joven. Piensa que un día vas a hacerte una revisión ginecológica, con una ginecóloga no muy profesional, y que acabas siendo inseminada artificialmente y quedándote embarazada… siendo virgen.

Ese es precisamente el argumento de la serie Jane the virgin, el argumento de cualquier telenovela a la que no haríamos mucho caso (de hecho el argumento se basa en una telenovela venezolana llamada Juana, la virgen).

No obstante, esta serie, creada por Jennie Snyder Urman y emitida entre 2014 y 2019, le da una vuelta de tuerca al género. Aprovecha los puntos fuertes telenovelescos para potenciar la historia de esta Jane virgen.

Cómo traer la telenovela a la vida

Lo que hace Jane the virgin es usar todos los elementos típicos de una telenovela para potenciar su relato. No deja de ser una telenovela traída a la actualidad.

El casting está seleccionado con increíble mimo. Cuenta con actores como Gina Rodríguez (Jane), Andrea Navedo (Xiomara, madre de Jane), Justin Baldoni (Rafael Solano), Ivonne Coll (Alba, abuela de Jane) o Brett Dier (Michael Cordero).

Además del argumento principal, las cosas que nos hacen apreciar que se está viendo una telenovela tienen que ver con tramas y giros locos. Con el hecho de que haya un narrador omnisciente. O con tramas tan de telenovela como la del gemelo malvado, empujar por las escaleras, el personaje que se muere (pero no estaba muerto) o el padre ausente que vuelve a la vida del hijo.

Gina Rodríguez y Joseph Sanders en Jane the Virgin.
Gina Rodríguez y Joseph Sanders en Jane the Virgin.

Eso sí, a diferencia de las telenovelas típicas, especialmente aquellas de principios de los 2000, (todos recordamos el boom de Pasión de Gavilanes) esta te habla de ser madre soltera, de cómo es venir de una familia humilde y tener que trabajar y estudiar al mismo tiempo o de las dificultades de un emigrante en Estados Unidos, entre otras cosas.

Aunque viéndola se sepa qué tipo de cosas pueden pasar, porque al final una telenovela es una telenovela, no deja de ser una ficción que sorprende. Cuya mezcla explosiva, trayendo este género televisivo a la época más actual, ha sido una fórmula para el éxito. 

Jane the virgin: El melodrama

No se puede hablar de una telenovela, en este caso de Jane the virgin, sin mencionar la importancia del melodrama. Al igual que su prima la comedia, el melodrama es un género o subgénero denostado.

Quizá sea porque el drama y la exageración se asocian más a las mujeres que a los hombres o porque los extremos no gustan al público más estirado. Lo que es un hecho es que el melodrama es una forma de hacer que no se estila en nuestros días, aunque Almodóvar le haya devuelto en parte el lugar que se merece.  

Jane the virgin está marcada, como cualquier telenovela, por esta exageración del drama que es el melodrama. No solo en las actuaciones o en la trama, sino que esto está presente igualmente en la forma de narrar, en los cliffhanger del final de cada capítulo y en los giros de guion que presenta el argumento de la serie.

Jane the Virgin

El melodrama es un instrumento básico en este tipo de productos televisivos y no se pueden entender sin él. Una de las características más reconocibles de una telenovela es precisamente esa dosis de drama exagerado.

Por supuesto, Jane the virgin reivindica la telenovela. No se trata solo de ponerla en boga para otro tipo de público diferente del habitual. Se trata de darle el papel que se merece como un género muy visto en todos los países del mundo y que sigue estando presente hoy en los televisores gracias a la explosión de las series turcas.

Una historia de mujeres

Jane the virgin es también una historia sobre mujeres. Durante gran parte de la serie, mientras Jane está soltera, vive con su madre, que también fue madre soltera y con su abuela. Las tres han creado un núcleo familiar sólido y estable sin ayuda, lo que potencia el mensaje feminista de la narración.

Para Jane, que ha crecido sin la figura masculina en casa, su abuela y su madre lo son todo. Ellas la han educado, pero cuando se ha hecho adulta han seguido acompañándola en su camino mostrándole su apoyo y dándole consejos.

Cuando el padre de Jane aparece y quiere retomar la relación con ella, es él el que debe adaptarse al núcleo familiar que ellas tres han creado. Él sabe a ciencia cierta que no va a poder nunca tener la relación que tienen la abuela y la madre con Jane.

También hay que destacar a otro gran personaje femenino de la serie, se trata de Petra, interpretada por una fabulosa Yael Grobglas.

Yael Grobglas como Petra en Jane the virgin.
Yael Grobglas como Petra en Jane the virgin.

Petra es la mujer de Rafael Solano al inicio de la serie, de Rafael es el esperma con el que han inseminado a Jane de forma accidental.

El desarrollo de Petra durante las cinco temporadas de Jane the virgin es brutal. Pasa de ser malvada a transformarse poco a poco en una persona con corazón, capaz de llevarse bien con Jane.

Petra es una mujer que ha tenido una vida difícil, a la que su familia se lo pone más complicado aún. Pero acaba consiguiendo todos sus objetivos en la vida siendo una persona menos agresiva y loca que al inicio de la serie.

Los dos pilares de la serie son la telenovela como género y las relaciones entre mujeres como hilo conductor de la trama. No solo vemos los conflictos de Jane, sino también los de su abuela, su madre y Petra.

Los hombres también tienen su protagonismo y su desarrollo a lo largo de las distintas temporadas. Ejercen a su vez como apoyo de los personajes femeninos mostrando cómo sería una sociedad más equitativa habiéndose quitado de encima el sambenito del machismo.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *