‘Los policías’: la Ley desciende a los infiernos

La serie Los policías llegará a Filmin el próximo 7 de diciembre. Estamos ante un emocionante drama policíaco de los creadores de Fauda. Tal y como aseguran desde la plataforma catalana, es un cautivador thriller, un relato de obsesión y sacrificio, inspirado en hechos reales. La historia va sobre un detective que deberá ampliar sus propios límites morales para dar caza a un peligroso criminal que acecha a los vecinos de su ciudad natal. Los hechos narrados en Los policías están inspirados en los sucesos reales que recogió el documental HaShotrim HaNokmim (Anat Stalinsky, 2018). La serie ha sido todo un éxito de audiencia en Israel y ahora trata de conquistar el resto del mundo.

serie Los Policías Filmin

Los policías se estrenará el próximo martes. Un thriller policíaco de los creadores de Fauda, Rotem Shamir y Yuval Yefet, que narra la historia de Alon Shenhav. Alon es un inspector de policía que regresa a su ciudad de origen, ahora, sumida en una crisis y atemorizada por la presencia de un violento criminal. Dispuesto a restablecer la paz, Alon no dudará en bajar al barro y flirtear con el otro lado de la Ley. Todo, para cumplir con su objetivo, aunque ponga en peligro sus férreos valores morales.  

Los policías y la delgada línea entre el bien y el mal

Nuestro protagonista es idealista y destaca por mantener una moral inquebrantable. Al encontrarse con la ciudad en crisis y sus vecinos presos de las garras de hierro del tirano, Alon se verá obligado a entablar relaciones con el gánster en sus propios términos. Para vencerle, tendrá que convertirse en aquello que detesta. A medida que su tenso enfrentamiento se intensifica, se cuestionará dónde está la línea que separa el bien del mal.

La exitosa serie Fauda, estrenada en Netflix en todo el mundo, sirve de ejemplo paradigmático del tipo de ficciones audiovisuales que hasta la fecha ha logrado exportar Israel. Una serie sobre el conflicto palestino-israelí de ritmo ágil y pensada para el disfrute de grandes audiencias. El director de aquella serie, Rotem Shamir, y uno de sus guionistas, Yuval Yefet, coinciden de nuevo para dar forma a Los policías. En esta ocasión, a una rareza dentro de la producción hebrea. Una serie de cocción lenta pensada para ser emitida en una cadena de televisión tradicional (Keshet 12). Claro está, con todos los peajes que a priori esto conlleva, y sobre un tema arquetípico del thriller policial: el del inspector que debe corromperse para hacer frente a sus enemigos. Son embargo, esta serie va unos pasos más allá.

Éxito de audiencia en Israel

“Yuval y yo habíamos trabajado principalmente en la televisión por cable, por lo que pasar a un canal convencional requirió mucho debate sobre el tono”, explica Rotem Shamir. “Queríamos mantenernos fieles a nuestra visión del espectáculo y, al mismo tiempo, satisfacer las necesidades de la audiencia de Keshet. En una ocasión, por ejemplo, el CEO de la cadena escuchó un fragmento de la banda sonora y nos dijo: ‘Esto suena demasiado a nordic noir‘, por lo que nos reunimos con el compositor para hacer algunos cambios”.

Gracias a estos cambios y, sobre todo, al talento de sus creadores, Los policías fue todo un éxito en Israel. Con un 27% de share, es la serie de mayor audiencia en el país desde 2015. También parte del éxito se lo debe a su protagonista, Tsahi Halevi, uno de los actores más populares del país gracias a series como Fauda o películas como Belén o Mossad.

serie Los Policías


Fauda tenía una sensación de cámara en mano muy áspera, con la tensión alta todo el tiempo. Pero, para Los policías, queríamos desarrollar la historia a un ritmo más lento; poder profundizar más en los personajes”, afirma Shamir, que cita como referentes para Los policías títulos como La noche es nuestra, de James Gray, o Los intocables, de Brian De Palma.

La idea original surgió de los despachos de Keshet 12. Fue uno de los directivos de la cadena quien habló a Shamir y Yefet de un documental que narraba unos hechos similares. Se trata del documental HaShotrim HaNokmim (Anat Stalinsky, 2018). Lo que tomamos del documental y de los hechos reales fue el principio y el final, y algunos de los detalles de la vida de los personajes que a los espectadores les gusta comprobar después de ver la serie. Todo lo que estaba en el medio es inventado, aclara Yefet. “Los dramas policiales en Israel suelen ser irónicos y muy imaginativos, pero en esta serie hemos buscado un tono más realista. Como todos los países, Israel tiene problemas con el mundo del crimen y, realmente, queríamos reflejar eso en una ficción”, concluye.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.