‘Masters of the Universe: Revelation’: los secretos de Grayskull

Vivimos en la era de la nostalgia. Se prodiga el culto al Funko como si fuese la placa madre de nuestros recuerdos. Una garantía de que los paraísos infantiles permanecerán siempre protegidos de incómodas intrusiones. El estreno de la serie Masters of the Universe: Revelation durante el mes de julio de 2021 volvió a poner, a través de la plataforma Netflix, sobre la palestra a una figura icónica de la década de los ochenta del pasado siglo: He-Man, el poderoso portador de la espada del castillo Grayskull.

Naturalmente, la cuestión resultó llamativa y peligrosa para la generación que se crio con la entrañable producción de Filmation, una serie blanca que aprovechó excelentemente los materiales de la compañía de juguetes Mattel.

De cualquier modo, en una época donde se puede ir criticando el episodio minuto a minuto en redes sociales antes de que termine, las polémicas irrumpieron.

He-Man en Masters of the Universe  . Sociedad Cultura Mattel / Filmation
He-Man en Masters of the Universe . Sociedad Cultura Mattel / Filmation

Entre los responsables, la figura de Kevin Smith pronto se vio envuelta dentro del ojo del huracán. Un nombre que nunca ha dejado a nadie indiferente en el medio audiovisual, Basta recordar el brillante repaso que Sergio Márquez hizo a su carrera, desde el estreno de Clerks (1994) hasta sus trabajos más recientes.

Entre otras cuestiones, en esos artículos se recordaba cómo el alter ego de Bob el Silencioso es, ante todo, una persona que lleva a cabo proyectos sin importar lo descabellados que resulten a simple vista.

Con las dos partes ya ensambladas, en curiosa sintonía con las dos mitades que conforman el arma definitiva de Eternia, intentamos realizar una panorámica de un show que suscita amores y odios. Rob David, vicepresidente creativo de la televisión de Mattel, y Ted Biaselli en nombre de Netflix, conformaron un triunvirato con Smith para cuestionarnos todo lo que creíamos saber sobre los Masters del Universo.

Un cáliz envenenado

A lo largo de los primeros veinte minutos, casi todo parece ir bien en Revelation. Powerhouse Animation, la cual había dejado una magnífica carta de presentación con Castlevania, actualiza a los personajes sin perder la esencia, añadiendo a la poderosa iconografía de Mattel (mezcla del Camelot artúrico con futurismo tecnológico) un toque de anime que funciona de manera armónica.

Observamos, como siempre, las ofensivas de los acólitos de la Montaña Serpiente, liderados por Skeletor, asolando el castillo Grayskull. Siendo enfrentados por las fuerzas de la Hechicera, con He-Man como principal campeón. El agradable déjà vu del cuento cuyo final ya conocemos.

He-Man en Masters of the Universe: Revelation: Parte 2. NETFLIX © 2021
He-Man en Masters of the Universe: Revelation. NETFLIX ©.

Además, las coreografías dirigidas por Adam Conarroe y Patrick Stannard son más adultas, permitiéndose una violencia que hubiera sido utópica décadas atrás. El propio Skeletor ironizará con que su némesis, al fin, sabe emplear la espada como es debido, mientras destila humor negro abrasando a Moss Man, incluyendo una referencia al olor a pino del juguete original.

Rediseños adecuados y las melodías compuestas por Bear McCreary, más que ducho en el arte de poner música de eventos a gran escala, como las acometidas de Godzilla. Todas las piezas encajan hasta que se produce el primer cliffhanger de los muchos que están por venir.

Smith, autor de las líneas maestras de la historia, no olvida su pasado comiquero (inolvidable, por ejemplo, su periplo en Daredevil) y bebe de una saga que asimismo dejó cicatrices en DC Comics: La muerte de Superman.

La muerte de Superman a manos de Doomsday.
La muerte de Superman a manos de Doomsday.

Privar del héroe con la gran S bordada en el pecho pisó un territorio inexplorado. Naturalmente, el retorno del kryptoniano fue mera cuestión de tiempo, aunque permitió un vacío de poder. El mismo que Revelation provee al dejar fuera de la ecuación al Señor de la Destrucción y a He-Man.

La mujer más peligrosa de Eternia

Tim Seeley, arquitecto de la monumental He-Man and the Masters of the Multiverse, lo ha reflejado de manera clara en su miniserie de seis cómics: en cualquiera de sus encarnaciones, Teela ha mostrado siempre ser la debilidad personal de He-Man.

He-Man and the Masters of the Multiverse.
He-Man and the Masters of the Multiverse.

Por ello, no tenía nada de extraño que una voz con fuerza como la de Sarah Michelle Gellar se prestase en Revelation como dobladora de la capitana de la guardia del rey Randor, compañera de armas del héroe y sagaz consejera del príncipe Adam.

La reflexión de Smith y su equipo radica en cuestionarse el porqué de un hecho inalterable desde la biblia de producción creada por Michael Halperin: a diferencia de Orko, Man-At-Arms, Cringer o y La Hechicera, Teela era uno de los pocos miembros del círculo personal del heredero al trono de Eternia que nunca supo que se convertía en el defensor de Grayskull gracias a su mítico grito I have the power que Mattel diseñó como una eficaz herramienta de marketing.

Desde el final del primer episodio, el descubrimiento es un jarro de agua fría para alguien que renuncia a todo lo que ha construido en la corte. Su cambio de look y destino errantes de ronin únicamente acentúan su estupefacción ante lo que siente como una traición. Rindiéndose un homenaje velado a la saga Here lies He-Man (marzo-abril de 1988) de los cómics de Masters of the Universe, la reina Marlena admite ante su esposo que ella adivinó el secreto de Adam hacía tiempo.

Acompañada de una aventurera llamada Andra (doblada por Tiffany Smith), esta renovada Teela marca uno de los debates más controvertidos de esta secuela. Sus frecuentes flashbacks y pesadillas serán la forma de mantener la imagen de He-Man en pantalla, mientras ella se convierte en una guerra de Robert E. Howard.

 Sarah Michelle Gellar es Teela y Tiffany Smith es Andra en Masters of the Universe: Revelation. NETFLIX ©.
Sarah Michelle Gellar es Teela y Tiffany Smith es Andra en Masters of the Universe: Revelation. NETFLIX ©.

Masters of the Universe: Revelation: La Compañía

La explosión de poder que acabó con los dos titanes del planeta que se ubica en el centro del universo, deja tras de sí un paulatino agotamiento de la magia.

 NETFLIX © 2021
NETFLIX ©.

Ello permite a la animación brindar escenarios novedosos que, paradójicamente, no dejan de ser cartas de amor a enclaves clásicos: Tri-Klops (con el tono de un divertido Henry Rollins) encabeza un nuevo culto en la Montaña Serpiente, mientras que Beastman jura por los huesos de Skeletor con inquebrantable veneración hacia su señor muerto, por no hablar de un desterrado Man-At-Arms en un exilio con resonancias shakesperianas.

Incluso villanos como Stinkor, que fueron descartados en la primera versión de Filmation para She-Ra: La princesa del poder, hallan aquí acomodo para resultar incluso amenazantes. El tablero es idéntico, aunque las rupturistas reglas de desplazamiento resultan atractivas, un sabor a vino de antigua bodega en odres nuevos.

Supervivientes de los círculos de Skeletor y He-Man se ven obligados a una forzosa alianza con resonancias a Tolkien: viajes al inframundo y el paraíso en aras de conseguir objetos de gran poder para restaurar los cauces de un mundo mágico en extinción.

Lena Headey (Evil Lyn), inolvidable Cersei Lannister, y Liam Cunningham ayudan a meter un poco del genial cinismo de George R. R. Martin en esta Eternia tornada en Tierra Media.

Lena Headey es Evil-Lyn en Masters of the Universe: Revelation NETFLIX ©.
Lena Headey es Evil-Lyn en Masters of the Universe: Revelation NETFLIX ©.

Y aquí es donde el programa luce en su mayor dimensión. Volviendo a citar el texto de Sergio Márquez, incluso los detractores más ácidos de Smith suelen reconocer su don para los diálogos. Conversaciones que alcanzan una máxima emotividad con personajes como Orko, alivio cómico de Filmation cuyo origen de nombre aquí se revela en conmovedor.

Incluso Roboto se convierte en un improvisado forjador de Excálibur para alcanzar uno de los momentos álgidos en la primera parte de la epopeya.

Valhalla

La entonación de Chris Wood para el príncipe Adam puede pasar inadvertida en un primer visionado de Revelation. No obstante, es un fino trabajo que busca darle inteligencia y ternura a una identidad civil que, al principio de todo, el poderoso guerrero no tenía.

Fue en los cómics de DC, buscando acentuar su vida paralela con Clark Kent, la primera vez que se usó esta figura del aristócrata ocioso que Filmation hizo reconocible para el gran público.

Rob David, uno de los cerebros tras esta secuela, ya había ensartado a Adam y sorprendido al público con una muerte inesperada justo cuando parecía haberse solucionado el entuerto. Lo hizo con Lloyd Goldfine en He-Man/Thundercats (2016-2017). Delicioso crossover nostálgico que permitió a Mumm-Ra asesinar momentáneamente al indestructible paladín. Todo eso en medio de un cruce entre dos franquicias que son metáfora de la programación infantil en la década de los ochenta del pasado siglo.

He-Man/Thundercats.
He-Man/Thundercats.

Emulando el tono revitalizador de John Byrne con Superman en el Noveno Arte, Powerhouse marca una verdadera diferenciación física entre Adam y su transformación. Algo que hace más creíble que nadie les asocie. De cualquier modo, pese a que nunca se ha intentado atentar tanto contra su vida, pocas veces el príncipe ha sido tratado con tanta empatía en el argumento como en estos diez episodios.

De todos los defensores de Grayskull que se han ganado su Valhalla particular, el hijo de Randor y Marlena es el único que solicita conservar su forma humana. La forma en que quiere ser recordado. El personaje es irreprochable en sus actuaciones, simplemente, al igual que Ned Stark, se ve obligado a funcionar en un nuevo mundo donde sus códigos quijotescos ya no cotizan. Aunque eso no lo hace menos encantador o carismático.

MASTERS OF THE UNIVERSE: REVELATION (L to R) CHRIS WOOD as PRINCE ADAM in episode 101 of MASTERS OF THE UNIVERSE: REVELATION Cr. COURTESY OF NETFLIX © 2021

Frikismo y sangre

Ocasionalmente, la audiencia puede sentir que se encuentra en medio de combates de Dragon Ball. La hipérbole, especialmente sobrepasado el ecuador de la primera temporada, alcanza unos paroxismos donde vehículos que fueron pedidos en muchas cartas a los Reyes Magos, vuelven a participar en colosales luchas modo Star Wars.

¿Dragon Ball? No, es Masters of the Universe: Revelation. NETFLIX ©.
¿Dragon Ball? No, es Masters of the Universe: Revelation. NETFLIX ©.

Por ejemplo, el viaje iniciático al que somete Scare Glow a Teela en su Hades particular. Un viaje que bebe mucho de los entrenamientos de Yoda con Luke Skywalker. Sea como fuere, la conexión máxima radica en contar con Mark Hamill para dar vida a Skeletor. Eso permite que su Señor de la Destrucción tenga, asimismo, resabios al fabuloso Joker que el actor regaló para Batman: la serie animada.

La influencia de Kevin Smith queda latente en este reclutamiento. Hablamos de una persona que logró llamar a su hija Harley Quinn, el icónico personaje que consiguió traspasar de las pantallas televisivas para emanciparse incluso de la alargada sombra del payaso y Batman para sus propias aventuras.

Siguiendo la línea que trazaron Frank Langella y Meg Foster en la maldita/película de culto de la Cannon, el creador de Clerks siempre quiso poder supervisar los diálogos mantenidos entre Evil-Lyn y Skeletor. El maltrato físico y verbal al que somete a la nigromante tiene ecos con el ejercido por el Joker. De la misma forma que Revelation busca, cumpliendo algo que ya se intuía en los dibujos originales, que esta fascinante Morgana alcance su potencial.

MASTERS OF THE UNIVERSE: REVELATION (L to R) LENA HEADEY as EVIL-LYN and MARK HAMILL as SKELETOR in episode 103 of MASTERS OF THE UNIVERSE: REVELATION Cr. COURTESY OF NETFLIX © 2021
NETFLIX ©.

La princesa Mononoke (1997) otea sobre la evolución estilística de uno de los personajes más beneficiados de la trama. Incluyendo un brutal origen que debe complementarse con lo ofrecido en los cómics de Dark Horse. No sucede igual con el de Skeletor, alejado del trágico halo que le otorgó la infravalorada Masters of the Universe 200x.   

Aguas subterráneas

Perder el miedo a empaparse es la mejor manera de disfrutar de los diez preceptos que deja un proyecto osado a la hora de querer ser nostálgico sin perder el descaro. Y es que hay muchas referencias sumergidas, pequeños chispazos que serán detalles que quizás se pierdan en el primer visionado.

La risa de Alan Oppenheimer o la innovadora forma de hacer la presentación de Filmation a cargo de Gwen Wetzler, verdadera pionera en la animación estadounidense, han estado envueltas como regalos a descubrir en varios de los capítulos de Netflix. No serán tampoco escasas las coincidencias con la película de imagen real protagonizada por Dolph Lundgren.

 Gwen Wetzler.
Gwen Wetzler.

Con resonancias a linajes como los Greyjoy, Mer-Man exhibe un orgulloso lema sobre los recuerdos de las profundidades más inexploradas de los mares. Tal vez una arqueología subacuática que deberíamos aplicar de forma divertida. No debemos tener premura a la hora de digerir una degustación sobre los Masters del Universo diferente. Que ha intentado recorrer casi todas sus amplias (y contradictorias) líneas temporales.

Kevin conroy es Mer-Man.

Todo se inició con la genial idea de Mattel a la hora de introducir pequeños minicómics en sus juguetes. Pronto, el inesperado crecimiento obligó a intentar reordenar confusiones alrededor de parentescos y fuentes de poder. Kevin Smith y su equipo logran incluso explicar a su manera ese primer He-Man protohistórico que ya se podía observar en los diseños de Mark Taylor, el lúcido creador del icónico físico de Skeletor.

Hasta algunos de los esbirros menos briosos han tenido su momento ante la cámara. Una pequeña pausa en medio de despliegues espectaculares. Igualmente, campeones secundarios o tangenciales de línea de figuras para Toys “R” Us han podido lanzar últimos puñetazos gloriosos en despedidas que han sido con todos los honores.

La forja del mañana

Superman es una constante a la hora de entender las aspiraciones de He-Man. El último hijo de Krypton fue quien le dio la bienvenida en las viñetas para celebrar su incorporación a DC. Justo el instante donde se creó al príncipe Adam. Precisamente el desenlace de la segunda parte de Revelation vuelve a conectar al defensor de Eternia con una de las mejores aventuras para El Hombre de Acero: ¿Qué le pasó al hombre del mañana?

 ¿Qué le pasó al hombre del mañana?, de Alan Moore.
¿Qué le pasó al hombre del mañana?, de Alan Moore.

A través de sus páginas, Alan Moore planteaba una última batalla para el presuntamente invencible protagonista. Este recibía la ayuda de sus amigos más íntimos, los cuales hasta compartirían sus poderes. Algo con resonancias al We have the power que se lanza a los pies de Grayskull.

Feliz de colgar la capa y forjar una vida con Lois Lane, cuesta poco ver esa conexión íntima de complicidad en la manera de juntar las manos de Teela y Adam. Frente a los pronósticos de mayor pesimismo, las diez entregas de esta secuela no solamente distan de perjudicar a la pareja, más fortalecida y adulta.

Ello alcanza las mayores cotas con la forma en que la antigua capitana es capaz de elegir cómo enfocar su destino, fijando sus propias reglas. Una aceptación y enfoque que se traslada especialmente para el campo de compartir los secretos familiares. Consiguiendo un cierre de círculo que, si fuese la bajada del telón, casi sería perfecto.

Masters of the Universe: Revelation: Part 2.  Sarah Michelle Gellar as Teela in Masters of the Universe: Revelation: Part 2. Cr. COURTESY OF NETFLIX © 2021
Masters of the Universe: Revelation. NETFLIX ©.

Naturalmente, no será así, puesto que en el horizonte sigue el remake de Robert David y Matt Ahrens. Sus buenos efectos le otorgan potencial como reboot para nuevas generaciones. Por no hablar, para horror de Skeletor, que la Horda tiene una mano alargada y Kevin Smith tampoco se ha olvidado de ella…

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *