‘Clerks’: Snoochie Boochies (Parte 1)

Sergio Márquez

En 1994 salió la primera película de un tal Kevin Smith. “Clerks” es como una primera pareja que tuviste, que decía demasiados tacos, pero de la que todavía sigues bastante colgado. Filmada en una tienda de comestibles, es imposible no amarla, y de eso va este artículo: del amor de un tío de 33 años por uno de 50. Pero no de esa manera que estáis pensando. Hay que ver cómo sois…

Querido Kevin Smith:

 Mi nombre es Sergio Márquez, y quiero decirte que te sigo desde hace años. Escucho todos tus podcats (“Smodcast”, “Hollywood Babble-On”, “Fatman Beyond”, “Jay and Silent Bob Get Old”, y hasta ese que haces fumado por las mañanas, “Wake and Bake”, que a veces se te va un pelín), he leído tus libros autobiográficos (“Tough Shit” y “My Boring Ass Life”), y hasta te mando el equivalente a 5 dólares mensuales para formar parte de thatkevinsmithclub.com (y eso que no pago ni por el “Netflix”, para que veas tú).

 De ti me gustan muchas cosas: tu sentido del humor (que tanto ha influenciado al mío), tu actitud amable para con tus fans y, sobre todo, tu filosofía vital. Animas a la gente a realizar sus proyectos, no importa cuán descabellados sean (porque afrontémoslo, si tú has podido abrirte camino en Hollywood, cualquiera podemos petarlo en lo nuestro con esfuerzo y una pizca de suerte). Ah, también me flipa que le hayas puesto a tu hija el nombre de “Harley Quinn”. ¿Cómo conseguiste que te lo permitiese tu mujer? Eso sí que es increíble.

 El caso es que te quiero mucho. De veras. Para demostrártelo, voy a reseñar todas y cada una de tus pelis en lasfuriasmagazine.com. Los dos sabemos que eso tiene su mérito porque, pese al cariño que te tengo, estarás de acuerdo conmigo en que alguna que otra no es muy fácil de digerir. ¿”Yoga Hosers”? ¿En serio? Vaya huevos, Kevin…

 Por suerte, hoy empiezo con “Clerks”, la primera, con la que te hiciste famoso y sobre la que cimentaste toda tu carrera posterior.

 Intentaré ser breve, porque me pasa como a ti, ¿sabes? Me enrollo mucho.

 Aquí te va. Espero que te guste.

 Un abrazo,

 Sergio.

Clerks: Secret Origins

 Cualquiera que esté medianamente familiarizado con Kevin Smith lo recordará por sus éxitos cinematográficos en los 90, su amplia producción como youtuber y podcaster, y porque una vez estuvo tan gordo que lo echaron de un avión de la compañía “Southwest”.

 Su comienzo como cineasta fue, según cuenta él mismo, en 1991, trabajando como dependiente en una tienda de ultramarinos en Red Bank, Nueva Jersey. Ahí conoció a Vincent Pereira, otro friqui, como él, del cine. Juntos cogieron el coche y se fueron hasta el “Angelika Film Centre”, un lugar en el que se proyectaban películas independientes, en la esquina de las calles Houston y Mercer, en Manhattan, Nueva York.

Angelica Film Center

 Ahí vieron “The Dark Backward”, de Adam Rifkin, “Trust”, de “Hal Hartley”, y “Slacker”, de Richard Linklater. Fue esta última la que supuso una epifanía para el entonces jovencísimo Smith. En sus propias palabras “esta oda folladora a aquellos que toman el camino estrecho le ofreció un vistazo a un mundo de libre asociación de ideas en lugar de trama, personas en lugar de personajes, y Villa Ninguna Parte, Tejas, en vez de las habituales metrópolis en las que transcurren la mayor parte de las películas”. O sea, que le ayudó a vislumbrar un posible futuro en el que él mismo podía hacer un film de bajo presupuesto, hablando sobre sí mismo y sus inquietudes, protagonizado por sus amigos, y emplazado en su anodina realidad suburbana.

Clerks, Sundance y Wenstein

 Y eso fue lo que hizo. Después de asistir a la Escuela de Cine de Vancouver, tiró de ingenio, voz propia, y tarjetas de crédito, para rodar “Clerks” por un total de 27.575 dólares. La película fue un éxito de crítica y proyectada en el Festival de Cine de Sundance en 1994. Una vez ahí, el exitoso productor Harvey Weinstein (conocido posteriormente por otros motivos mucho menos loables, desgraciadamente) la compró para su compañía, “Miramax Films”, por un montante de 227.000.

Harvey Wenstein y Kevin Smith

 Kevin Smith comenzó a rodar “Clerks” con la esperanza de conseguirse un batido de chocolate, por así decirlo, y terminó recibiendo una granja entera de vacas lecheras y una fábrica procesadora de cacao para él solito. De paso, encontró un altavoz por el que ha estado berreando el mismo mensaje desde entonces: el único tío al que literalmente se le dio una vida alucinante en mano fue Hal Jordan. No esperes a que un alienígena moribundo te dé un anillo mágico. No todos podemos ser Linterna Verde, pero joder si no está a nuestro alcance entrenar duro y, con mucha práctica, llegar a ser Batman.

 ¿Y quién cojones no quiere ser Batman?

¡Te aseguro que estamos abiertos!

 Rodada en blanco y negro para minimizar gastos, “Clerks” es una comedia sobre un día en la vida del dependiente del “Quick Stop” (la misma tienda en la que trabajaba el propio Smith). Una película simple, descarnada, desprovista de adornos, que se sostiene por las actuaciones de su protagonista, Dante Hicks (interpretado por Brian O’Halloran), y su mejor amigo, Randal Graves (Jeff Anderson).

 Dante es un tipo apocado, una especie de Charlie Brown que acaba de pasar la barrera de los veinte años, y que anhela una vida mejor. Randal, sin embargo, es el empleado del videoclub justo enfrente del Quick Stop, un chico nihilista, de carácter cáustico, al que le importa una mierda lo que piensen los demás.

Randal Graves y Dante Hicks

 Si puede decirse algo bueno sobre Kevin Smith es que es un excelente dialoguista. Dante y Randal se pasan la práctica totalidad del film departiendo entre ellos acerca de lo que les inquieta: el amor, el sexo, la monotonía de la vida, lo incierto del futuro, Star Wars, los cómics, y el hockey.  Cambiando “Star Wars” por “Kevin Smith” y el hockey por el baloncesto me salen los mismos temas de los que sigo hablando yo con mis amigos hoy en día. Y ahí reside el gran encanto de “Clerks”: en que resulta extremadamente fácil Identificarse con ella, incluyendo muchas de las situaciones sórdidamente cómicas que muestra.

Jay y Bob el silencioso

 La guinda de la película la ponen Jay y Bob el Silencioso, sin duda los dos personajes más conocidos (y reutilizados) por el director. Se trata de un par de camellos que se pasan el día en las inmediaciones del Quick Stop, traficando con marihuana y brindándonos los momentos más graciosos de la cinta.

Jay y Bob el silencioso esperando a clientes.

 Jay es un Peter Pan salido y malhablado (inspirado en e interpretado por Jason Mewes), y Bob es su inseparable compañero de fatigas, gordo y parco en palabras (encarnado por el propio Kevin Smith). Juntos forman una pareja cómica que han llegado a ser los Lauren y Hardy de la Generación X, los Abbott y Costello del grunge y los chistes guarros.

Lisa Spoonauer y Marilyn Ghigliotti

 Sería injusto no mencionar, también, a Marilyn Ghigliotti y Lisa Spoonauer, que interpretan a Veronica y Caitlin, respectivamente, los dos personajes femeninos en semejante festival de penes.

 “Clerks” es una joyita indie, elocuente y malhablada, repleta de situaciones enrevesadas que terminan uniéndose en un paquete sorprendentemente prieto y bien presentado. Para muchos, Smith tocó techo con su primera película. Yo no estoy tan seguro, pero, en cualquier caso, está claro que se trata de un ejercicio de trabajo manual cinematográfico de lo más recomendable.

 En cuanto a la banda sonora, ninguna queja por mi parte. Es, en esencia, un mixtape de canciones de la época, de bandas tales como “Bad Religion”, “Alice in Chains” o “The Jesus Lizard”.

PD:

 Olvidé decirte, Kevin, que mi madre me tiró a la basura la primera copia en VHS que compré de tu película. Si es que escribes muchas palabrotas. Así que tuve que comprarla de nuevo. Más adelante, la volví a adquirir en DVD en un pack que venía con la secuela (que regulea).

 Si me paro a pensarlo… te he dado bastante de mi dinero desde 2002 o por ahí.

 Pero ¿a quién pretendo engañar? La verdad es que me compensa.

 Te quiero, Kevin.

 No sé si te lo he dicho antes.

Pincha AQUÍ para ir a ‘Mallrats’: Snoochie Boochies (Parte 2)

Pincha AQUÍ para ir a ‘Chasing Amy’: Snoochie Boochies (Parte 3)

Dale AQUÍ para ir a ‘Dogma’: Snoochie Boochies (Parte 4)

Dale AQUÍ para ir a ‘Jay and Silent Bob Strike Back ’: Snoochie Boochies (Parte 5)

Pasa por AQUÍ para ir a ‘Jersey Girl ’: Snoochie Boochies (Parte 6)

Pasa por AQUÍ para ir a ‘Clerks II ’: Snoochie Boochies (Parte 7)

 Dale AQUÍ para ir a ‘Zack y Miri’ hacen una porno’: Snoochie Boochies (Parte 8)

Dale AQUÍ para ir a ‘Cop Out’: Snoochie Boochies (Parte 9)

Pincha AQUÍpara ir a ‘Red State’: Snoochie Boochies (Parte 10)

Pincha AQUÍ para ir a ‘Tusk’: Snoochie Boochies (Parte 11)

Dale AQUÍ para ir a ‘Yoga Hosers’: Snoochie Boochies (Parte 12)

Dale AQUÍ para ir a ‘Jay & Silent Bob Reboot’: Snoochie Boochies (Parte 13)

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *