‘Matria’, la vida asfixiante de miles de mujeres a través del extraordinario personaje de María Vázquez como Ramona

Hoy llega a nuestros cines, Matria, el debut de Álvaro Gago en el largometraje. La película está basado en su cortometraje homónimo. Un retrato feminista sobre el hastío en la vida de una mujer de mediana edad cuyo trabajo y pareja no la dejan respirar. El próximo 24 de marzo llegará a las salas de cine.

Póster de Matria.
Póster de Matria.

Ramona es la protagonista, una mujer gallega de 42 años que trabaja en una fábrica de conservas, junto a otros trabajos puntuales con los cuales intenta sobrevivir. Cuando llega a casa, tiene que continuar trabajando para hacer la comida, limpiar, etc… en un hogar donde su pareja se suma a su contexto vital insoportable. Además de eso, debe trabajar para proveer a su hija Estrella, una joven que ya parece totalmente independiente.

El argumento suena tan común como reseñable. Una historia en la que miles de mujeres pueden verse reflejadas, sirviendo como espejo que aporte la energía necesaria para tomar la decisión definitiva de salir del sistema que las constriñe para poder respirar.

En 1975 la espléndida Chantal Akerman retrató la tediosa y rutinaria vida de una mujer de mediana edad durante las 3 horas de Jeanne Dielman, 23, quai du Commerce, 1080 Bruxelles. Una película que ha sido nombrada como la mejor de la historia por Sight & Sound. En 2023, este mismo retrato sigue siendo igual de pertinente – desafortunadamente -. El propio director Álvaro Gago incluso hace algún guiño evidente y referencia dicha obra, reconstruyendo imágenes icónicas como la de la protagonista pelando patatas en la mesa de su cocina.

María Vázquez es Ramona en Matria.
María Vázquez es Ramona en Matria.

Matria: Ramona salta del galardonado cortometraje de Álvaro Gago a la película que se estrena en el Festival de Berlín

Álvaro Gago estrenó en 2017 su cortometraje Matria, el cual ganó el Grand Jury Prize en Sundance en 2018. El siguiente año, estrena el cortometraje 16 de decembro, ambos disponibles en FILMIN. No obstante, sus pasos en la cinematografía avanzan poco a poco hacia la gran pantalla con la brillante adaptación de Matria para su primer largometraje. Al igual que hizo Carlota Pereda con su espléndida Cerdita, Álvaro Gago salta del corto al largo demostrando la valía de dicha pieza cinematográfica que está tan denostada. En este caso, además, la adaptación es sobresaliente.

El personaje de Ramona es magnífico, interpretado en ambos casos por dos grandes actrices. En el cortometraje es Francis Iglesias la que lleva a cabo el papel de forma excepcional. En el largometraje, la ya popular María Vázquez aporta todavía más forma al personaje con una interpretación de una calidad inexorable.

Dentro de su imprescindible trabajo, lo más destacable es la personalidad de Ramona. Una mujer de carácter fuerte que no tiene pelos en la lengua. Mujer luchadora por sus derechos e inconformista con su situación laboral y las injusticias que las trabajadoras sufren. Sin embargo, esto no es motivo para no sufrir violencia de género tanto por parte de su pareja como por el sistema. Una representación espléndida que evidencia que no existen perfiles de mujeres maltratadas, al igual que tampoco existen perfiles de maltratadores. Porque todas aquellas personas que viven dentro del sistema heteropatriarcal pueden ser víctimas de sus imposiciones y educación machista

Matria: la reivindicación del trabajo de las empleadas del hogar y el papel de la mujer en la sociedad actual

A finales del año pasado 2022 se aprobó en España el nuevo decreto ley que reforma y regula el trabajo de las empleadas del hogar. Los principales objetivos de dicho decreto son el derecho a paro y la eliminación de los despidos sin justificación. Por desgracia, el trabajo de la limpieza, así como el cuidado del hogar siempre ha estado vinculado con el género. Las mujeres son las que componen el mayor número de empleadas del hogar. La feminización de ciertas profesiones es una realidad incuestionable, y la limpieza y el empleo doméstico son las más destacadas.

Desde la primera ola del movimiento feminista se reivindicó el papel de las mujeres que trabajaban en el hogar limpiando y cuidando a niños y niñas – y personas mayores -. La denominada “cadena de cuidados” es aquella que abordaba el papel de las mujeres y la intersección de género, etnia y clase en la sociedad. Porque cuando las mujeres – blancas de clase alta/media -, consiguieron ir a trabajar a las fábricas, saliendo así de sus casas, las mujeres negras o de clase baja fueron las que ocuparon su lugar en el hogar. De este modo se planteó ¿se ha alcanzado así una igualdad real? ¿acaso las mujeres realmente obtuvieron su derecho al trabajo?

Muchos años después, en 2022, se plantea el primer decreto ley que regulariza las circunstancias de las mujeres que son empleadas del hogar. En la película Matria se plantea una situación muy vinculada a esto, donde la protagonista debe sacrificar todo su tiempo para trabajar tanto fuera como dentro de casa, sin que ninguna de sus tareas sea realmente reconocida y remunerada de forma justa. Una situación asfixiante que la protagonista Ramona debe afrontar cada día, ¿para siempre y sin rechistar?  

Matria.

Matria: la vida real de miles de mujeres a través del extraordinario personaje de Ramona

La mayor virtud del largometraje de Álvaro Gago reside precisamente en la cotidianidad de su argumento. En la película de Chantal Akerman sobre Jeanne Dielman no ocurren grandes cosas, al igual que ocurre con la española. No hay tramas o subtramas grandilocuentes que rompan la pantalla para sorprender a la audiencia. Y es que su objetivo es precisamente construir una atmósfera asfixiante alrededor de un personaje muy común y real.

Ramona es todas aquellas mujeres que cada día se levantan para trabajar en un empleo que no les reconoce su valor. Ramona es todas aquellas mujeres que sufren cada día el maltrato – psicológico y físico – de su pareja. Los pulmones de Ramona están repletos de los gritos ahogados de todas aquellas mujeres que no pueden permitirse el lujo de alzar la voz y romper las cadenas que las amarran al sistema opresor.

Pero Ramona también es ese rayo de luz que el feminismo aporta a la sociedad. Esa brizna de aire fresco que puede ser el empuje necesario para que al menos, aunque sea una sola mujer de cientos, pueda tomar la valiente decisión de alejarse de todo aquello que la corrompe. Sin embargo, esto es algo imposible sin la ayuda de las personas que la rodean, así como el sistema donde se encuentra establecida.

El teléfono de Ramona no deja de sonar durante toda la película, pero no siempre son reclamos, sino amigas que la escuchan y apoyan creando un círculo de sororidad hermoso que la ayudan a seguir adelante. O al menos, a sonreír y olvidar durante unos minutos el hastío vital que les ha tocado vivir.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *