‘Sky Rojo’, un chupito de adrenalina

Xesco Simón

Sky Rojo, la nueva serie de Álex Pina y Esther Martínez Lobato, está destinada a levantar ampollas. Si es que, estos de Vancouver media, son irremediables ¿Que lo petan con La Casa de Papel? Pues después hacen un thriller romántico, El Embarcadero ¿Qué tropiezan con el dramón frenético White Lines? Pues van a por una serie sobre putas, Sky Rojo.

Sky Rojo, el mejor cóctel de Netflix

En la nueva serie de Esther y Álex se rompen muchas cosas: Los prejuicios, al tratar un tema como la trata. El formato, por reducir la duración de los capítulos de una serie de estas características a 25 minutos. La estructura de la serie, cabezas, algunos coches, culos y corazones.

Es muy importante señalar que estamos ante una obra de ficción, no es un documental. Sería un error comparar la serie con un documento denuncia sobre la trata de mujeres o una pieza de cinéma verité.

La serie bebe del cine de Tarantino y Robert Rodríguez, con obras como Kill Bill o Abierto hasta el amanecer, del Oliver Stone de Giro al Infierno y Scarface, del Ridley Scott de Thelma y Louise, los Coen de Arizona Baby o incluso del Scorsesede El lobo de Wall Street. Fantásticas referencias para una serie frenética, arriesgada y rebosante de adrenalina como esta.

Lali Espósito y Asier Etxeandia en Sky Rojo
Lali Espósito y Asier Etxeandia en Sky Rojo.

¿A qué sabe?

La serie va sobre tres prostitutas que logran escapar de su proxeneta dejando por el camino a heridos e incluso algún muerto. Ellas comienzan un viaje de huida que en algún momento deciden convertir en un viaje de venganza. Son tres mujeres que deciden poner orden en su vida, dejar de ser sometidas, de estar dominadas, por el hombre, por el dinero y por la sociedad. Tres heroínas del siglo XXI que demuestran ser mejor que la vida que les rodea. Que le plantan cara a su supuesto destino y a sus posibles errores. Demostrando que un colectivo de mujeres fuertes puede con la voluntad de hundir, dañar y explotar de cualquier hombre u organización.

¿Cuáles son sus ingredientes?

Un reparto en estado de gracia: Asier Etxeandia como Romeo, una mezcla de Bill y Toni Montana que te crees a pies juntillas desde que aparece en la pantalla. Miguel Ángel Silvestre como Moisés, la mano derecha de Romeo, un proxeneta, maltratador y asesino que busca redención. Enric Auquer interpretando a Christian, el hermano de Móises, la mano izquierda de Romeo, el impulso y la visceralidad del dúo de hermanos.

Enric Auquer, Asier Etxeandia y Miguel Ángel Silvestre en Sky Rojo.
Enric Auquer, Asier Etxeandia y Miguel Ángel Silvestre en Sky Rojo.

Secundarios de lujo como los interpretados por Luís Zahera y Chani Martín y las maravillosas protagonistas: Verónica Sánchez, Lali Espósito y Yani Prado como Coral, Wendy y Gina. Tres mujeres que no nos cansamos de conocer y a las que deseamos ver consumar la venganza a tanto dolor y sufrimiento al que han sido sometidas.

Una dirección magistral: De la mano de David Victori (No Matarás), para nosotras uno de los mejores directores del momento, Eduardo Chapero Jackson (Verbo), Javier Quintas (La casa de papel) y Jesús Colmenar (La casa de papel, Kamikaze).

Una banda sonora de lujo: Con temas de Rosalía, Camarón de la Isla, Los Panchos, Lou Reed, Tori Sparks, los Hombres G o Johnny Hallyday.

Yani Prado, Lali Espósito, Verónica Sánchez y Luis Zahera en Sky Rojo.
Yani Prado, Lali Espósito, Verónica Sánchez y Luis Zahera en Sky Rojo.

Un guion que funciona como un tiro: con personajes muy bien construidos, por dentro y por fuera, llenos de particularidades. Tramas arriesgadas, valientes y originales.

No nos olvidamos del apartado técnico: Montaje, foto, sonido, maquillaje y peluquería están que se salen.

Un cóctel para repetir

Cuando Sky Rojo termina te deja con ganas de mucho más, así que nos tocará esperar a una segunda temporada para seguir las desventuras de Coral, Wendy y Gina.

Puede que la serie, por lo arriesgado de la propuesta, frene al espectador, como ocurrió con el estreno de La casa de papel, pero le auguramos el mismo éxito que finalmente tuvo esta.

Sin duda, Pina y Lobato han dado en la diana con esta serie. Queremos más productos de entretenimiento de estas características y calidad. Están poniendo el listón muy alto y hay que ponerse las pilas. Eso siempre es motivo de celebración.

A partir de 3 euros al mes, puedes convertirte en mecenas cultural de Las Furias Cultural Magazine. Si quieres ser un nuevo mecenas PINCHA AQUÍ.

Recibirás beneficios exclusivos como decidir qué publicaremos en los próximos días, relatos o podcast dedicados en los que tú serás el protagonista o la difusión de tu proyecto cultural entre miles de seguidores. Mira todo lo que recibirás siendo mecenas cultural de Las Furias Magazine en Patreon.

Redacción Las Furias Cultural Magazine
Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *