Las mejores pelis de terror de todos los tiempos (Parte 2)

Xesco Simón

Continuamos la lista de las mejores películas de terror de todos los tiempos. Aunque esta sea una 2ª parte, no significa que las películas sean peores. Cualquiera de ellas podría estar en la primera parte de la lista. Los últimos 100 años han dado para mucho cine, especialmente del que nos ocupa, de terror.

Clic AQUÍ para ir a la (PARTE 1)

Os recordamos que hemos excluido las que pertenecen al subgénero vampiros y zombis, ya que hace poco que os hablamos de ellas. Pero si lo que buscáis va de muertos vivientes y colmillos, aquí os dejamos los enlaces para que no tengáis que buscar.

Mejores pelis de vampiros AQUÍ

Mejores pelis de zombis AQUÍ

Continuación de la lista:

Cabin Fever (Eli Roth, 2002)

Opera prima de su conocido director, amiguísimo de Tarantino. Cabin Fever es una película que habla sobre el contagio, sobre todo tipo de contagio: el del odio, racismo, o el de la estupidez. Lo hace a partir de un contagio vírico. El de un virus caníbal que infectará a un grupo de amigos en una cabaña. La escena de la niña y los efectos de maquillaje son excelentes.

Friday the 13th (Sean S. Cunnigham, 1980)

John Carpenter abrió la puerta a los slashers en los 80. Viernes 13 fue uno de los más exitosos. Jason (aún sin su máscara de hockey) salía del lago en el que murió para vengarse de lodos los adolescentes que le ridiculizaban o torturaban. Qué mejor forma de vengarse que matándolos a todos. Se convirtió en una de las sagas más longevas del cine de terror.

Martyrs (Pascal Laugier, 2008)

La película más brutal del terror galo. Una obra maestra del género, difícil de ver por la salvaje crudeza de sus imágenes, pero con un mensaje fantástico. ¿Hasta donde puede llegar el ser humano para descifrar uno de los secretos más importantes de la humanidad? Maravillosos efectos de maquillaje para una peli muy difícil de olvidar. Yo, no puedo.

The Wicker Man (Robin Hardy, 1973)

Una joya del terror, referente de muchas otras películas como, por ejemplo, Hereditary, Kill List o Apostle. Un policía que viaja a un pequeño pueblo costero para realizar la búsqueda de alguien que ha desaparecido. Lo que encuentra es una pequeña sociedad seguidora de una extraña religión liderada por Christopher Lee. La película está llena de canciones tan bizarras y perturbadoras como su final.

Invasion of the Body Snatchers (Don Siegel, 1956)

La gente comienza a cambiar, a comportarse de forma extraña, como si alguien o algo les controlara. La peli es de la época de ‘la caza de brujas’ en EEUU, pero podría ser hoy en día. Los extraterrestres llegan a nuestro planeta para conquistarnos sin violencia, convirtiéndonos en una especie de autómatas sin emoción. Su remake en los 70 también fue excelente.

Scanners (David Cronenberg, 1981)

Me encantan las películas sobre poderes mentales. Scanners, es mi favorita. Los personajes de esta película, con sus poderes, pueden hacerle estallar el cráneo con solo pensarlo a cualquiera, no se andan con chiquitas. Eleven de Stranger Things no fue la primera. Genial obra del maestro Cronenberg.

Neon Demon (Nicholas Winding Refn, 2016)

El mundo de la moda es muy duro. Muchas envidias y celos. Es difícil llegar y aún más difícil mantenerse en él. ¿Qué estarías dispuesto a hacer para no dejar de pertenecer a ese mundo?, ¿para no envejecer? Las soluciones que plantea la peli son un poco radicales. Una nueva genialidad de estética preciosa del director danés. Dejaos llevar por su música y lo onírico de sus imágenes.

The Woman (Lucky McKee, 2011)

Brutal cinta del director de May sobre los prejuicios. No hay que fiarse de qué puede estar guardado en un garaje. Podría ser una historia llena de torturas e inclemencias por el único motivo de ser diferente.

Audition (Takashi Miike, 1999)

La loca mente de Miike, fabricó una de las escenas de tortura imprescindibles del género y de la historia del cine. Si a esa escena la acompañamos con un sonido que aquí no puedo reproducir, se te pondría el pelo de punta. Seguramente la mejor película de terror del director.

The House That Jack Built (Lars von Trier, 2018)

Durante 12 años seguimos la vida de personaje que interpreta Matt Dillon, un serial killer que cree realizar obras maestras con cada uno de los asesinatos que comete. Lo seguiremos hasta su bajada a los infiernos. Literalmente.

Poltergeist (Tobe Hopper, 1982)

La película de espíritus con la que crecimos. Carol Anne miraba tan fijamente la televisión como a nosotros nos costaba separar la mirada de la peli. Da miedo, mucho. ¿A quién se le puede ocurrir construir una casa encima de un cementerio?

Alien (Ridley Scott, 1979)

La nave Nostromo se convirtió en el lugar en el que plasmar nuestras pesadillas. El magnífico alien diseñado por H.R. Giger fue el culpable. Quién no ha soñado huyendo de él en los angostos escenarios de la nave. Otra obra maestra del género. La definen como Tiburón de Spielberg en el espacio. Estoy de acuerdo.

The Witch (Robert Eggers, 2015)

La película sobre brujas más terrorífica que se ha rodado. Es perturbadora y absorbente. Primera película de un director destinado a escribir importantes páginas en la historia de cine, como demuestra su siguiente película, El faro.

Das Kabinett des Dr. Caligari (Robert Wienne, 1920)

Obra maestra del impresionismo alemán. Primera película de terror psicológico de la historia. Lo pictórico de sus escenarios construidos con papel, su maquillaje y su ambientación la convierten en todo un referente del género.

Ringu, (Hideo Nakata, 1998)

La más famosa película de terror japonés. El film con el que pasé más miedo antes de cambiar de siglo. Los fantasmas japoneses, la cinta de vídeo, la tv, el pozo… todos ellos son elementos que se han convertido en parte del imaginario colectivo de todos los seguidores del terror. Su segunda parte me dio aún más miedo que la primera.

Evil Dead (Sam Raimi, 1981)

Descubrimiento de un gran director y de un excelente actor completamente infravalorado, Bruce Campbell. Estupenda película de jóvenes encerrados en una cabaña. Gore grotesco y elementos de H.P. Lovecraft, convirtieron esta película en una obra de culto inmediata.

The Thing (John Carpenter, 1982)

La mejor peli de terror del maestro Carpenter. En la Antártida, un grupo de científicos, acaba muriendo y siendo convertidos en una especie de monstruosas criaturas mutantes. El motivo, descongelar a un ser que vino del espacio hace cientos de miles de años. Música de Morricone, [email protected]

The Birds (Alfred Hitchcock, 1963)

Solo él lo podría hacer. Conseguir dar terror con pájaros. Desde que vi la película cuando era pequeño, nunca he dejado de tener el miedo de que un pájaro me sacara los ojos. Su surrealista historia sigue funcionando como el primer día.

Rosemary’s Baby (Roman Polanski, 1968)

¿Quién no teme al diablo? Esta sociedad cristiana nos asustó mucho con su figura. Mia Farrow, la protagonista de esta cinta, sin saberlo, alberga una posible reencarnación de este. Toda la comunidad del edificio en el que vive con su marido lo están propiciando y lo cuidarán si llega a nacer. Un ejemplo más de que no hay que confiar en tu comunidad de vecinos.

Eden Lake (James Watkins, 2008)

Terror rural del bueno. Te vas con tu pareja a un lago en plan romántico y un grupo de jóvenes comienza a hacer ruido y a molestar. Imaginad las consecuencias, seguro que os quedáis cortos. Salvaje, brutal e hiperrealista. Muy recomendable.

Ju on (Takashi Shimuzu, 2002)

The Ring abrió la puerta para que comenzara a llegar más cine de terror nipón a nuestro país. Ju on es uno de sus mejores exponentes. Terrorífica. Su forma de representar los espíritus de una familia que fue brutalmente asesinada es escalofriante. Sobre todo, el niño pequeño, que hace un sonido con la voz, muy particular…

Freaks (Tod browning, 1932)

Terrorífica y difícil de olvidar. Seres de todo tipo y condición, deformados o monstruosos, conviven y son la atracción de un circo. Lo macabro y lo grotesco está garantizado en esta cinta baluarte de lo diferente.

Child’s Play (Tom Holland, 1988)

La peli en la que, Chucky, nos aterrorizó hasta la médula. Maldito muñeco… Su diseño fue de lo mejor de la película. Cuando éramos niños queríamos uno como él, pero después no podíamos dejar de tener pesadillas. Un muñeco poseído por un asesino. Bravo.

Henry: Portrait of a Serial Killer (John McNaughton, 1986)

De las películas más realistas que se han rodado sobre un asesino en serie. Llena de imborrables escenas de dolor, asesinatos y suciedad. Es de difícil visionado por la crudeza de sus imágenes, pero no solo es eso. Es una extraordinaria película.

The Omen (Richard Donner, 1976)

Otra película sobre la semilla del diablo. Sobre el anticristo. En La profecía, pasaremos miedo viendo como un angelical niño es el causante de la desgracia y de numerosas e inexplicables muertes a cuál más retorcida.

The Invitation (Karyn Kusama, 2015)

Una reunión de amigos, en casa de uno de ellos, es el lugar perfecto para descubrir que te encuentras inmerso en la trama de un tipo de secta de la que nunca sabremos mucha información. Un ejemplo de cómo, con una idea sencilla, puede surgir una peli apasionante y terrorífica.

The Changeling (Peter Medak, 1968)

La mejor peli de fantasmas que se ha hecho nunca. Insuperable. Da mucho miedo, se toma en serio. Nos toma en serio. Es precisa y está cuidado hasta el último detalle. Muy por encima de películas como The Conjuring y sus secuelas.

The Human Centipede 2 (Tom Six, 2011)

La primera parte nos enseñó un par cosas: cómo de trastornada puede ser la mente de algunos directores de cine y que el boca-culo-boca-culo puede ofrecernos una singular saga de películas en la que destaca sobremanera su segunda parte.

Suspiria (Dario Argento, 1977)

En la peli veremos como una escuela de baile, se puede convertir en el lugar más horrible que se pueda imaginar, en una auténtica pesadilla para nuestra película. Original, bella y artística, Suspiria da miedo y se ensalza en una de las mejores películas de su director junto a Phenomena (1985).

Demoni (Lamberto Bava, 1985)

Criaturas horribles y demoníacas dentro de un cine. Otra película para crear pequeños traumas. Para que lo pienses dos veces a la hora de decidir quedarte en un cine para algo más que no sea ver una película. Me encantó.

Les Yeux sans visage (Georges Franju, 1960)

La perturbada visión de un cirujano loco con ínfulas de dios. Maravillosa peli, icónica, de original imaginario visual e inclasificable en sus pretensiones. Nunca la mirada fue tan importante para expresar emociones como en esta película. Nunca los ojos fueron mejor filmados.

Hereditary (Ari Aster, 2018)

La mejor película de terror de la década. Sorprendente, descarnada, original y pesadillesca. Ari Aster nos consigue asustar mientras demuestra que se ha ganado el título de nuevo maestro del horror. Por si fuera poco, con su siguiente película, Midsommar (2019), no hace otra cosa que reafirmar su título. Soberbias

A Nightmare on Elm Street (Wes Craven, 1984)

Tal era la obsesión de Wes Craven por darnos miedo, que se tuvo que imaginar a Freddy, un asesino monstruoso que viviría en nuestros sueños, nos amenazaría con sus pesadillas y nos acabaría matando. También le debemos la primera aparición y consecuente muerte de Johnny Depp.

The Blair Witch Project (Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, 1999)

Primera peli de terror found footage. El experimento no me convenció. Pero su final es, sin duda, una de las mejores ideas, y uno de los finales más terroríficos que se han podido rodar.

Hard Candy (David Slade, 2005)

Una de las películas sobre venganza/tortura mejor rodadas. Sorprendente film en el que descubrimos a Ellen Page, interpretando a un personaje que nunca olvidaremos. La película duele. Mucho. Y puedo asegurar que más a un sexo que al otro.

Thelma (Joachim Trier, 2017)

Intimísima película de adolescente con poderes. A lo Carrie (1976), acompañaremos a Thelma en el descubrimiento de su sexualidad y veremos las consecuencias de sus poderes a causa de su despertar emocional.

It follows (David Robert Mitchell, 2014)

¿Si pudieras deshacerte de una maldición a partir de un acto sexual, lo harías? Fantástica y terrorífica película en la que se demuestra que los monstruos/fantasmas/criaturas, no tienen que correr para poder alcanzarte y hacerte pasar miedo.

Saw (James Wan, 2004)

La película tiene uno de los finales más inesperados del género. Su historia, original, sucia y llena de misterios, te dejará pegado a tu sofá. Si no la has visto, debes hacerlo. Eso sí, huye de sus innumerables secuelas, todas fueron innecesarias y faltaron al espíritu de esta joya.

The Hills Have Eyes (Alexandre Aja, 2006)

Me decido por el remake de la excelente película de Wes Craven, ya que considero que arriesgó al máximo ofreciéndonos escenas como la del mutante bebiendo leche materna o un final al más puro estilo Peckimpah. Fabulosa.

Espero que con esta lista, el día de Halloween, o cualquier otro día, ya no tengáis excusa para no pasar miedo.

Saludos furiosos.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *