‘Pam & Tommy’, la última princesa Disney

Qué ganas de que descongelen a Walt Disney para que vea Pam & Tommy, la última serie de Star disponible en Disney plus, plas, plis… como sea… 

Por fin Disney ha dado el salto que siempre había querido, y en vez de esconder miembros viriles en posters, ahora son un personaje de la película, con primeros planos, diálogo…

Pero bueno, Disney quiere el dinero pero luego de cara a la galería intenta no “ensuciarse” las manos… Y aunque en las paradas de autobuses se anuncia que Pam & Tommy está disponible en Disney +, luego, que quede claro que no es un Disney original, sino original de Star. Aunque bueno, la serie original, original… 

¿Amercan Crime Story o Pam & Tommy?

La serie se sube al carro de lo que hoy en día se lleva. Pam & Tommy es una serie hecha con algoritmos. Si en el cine algoritmo las constantes son acción, comedia y/o superhéroes, aquí los puntales de moda en el mundo televisivo son: famoseo, sexo, crimen de una historia basada en un hecho real que alimentó el petardeo de entonces,  y que hoy se mira con nostalgia de una década en la que hubo un público que sabe que entonces era joven y hoy ya no lo es… tanto, es joven pero no tanto… Una copia hacendado en definitiva de American Crime Story, de dos personajes que eran vistos con desdén y que a través de la dramaturgia, punto de vista y empatía elevamos un poquito a antihéroes modernos… Y eso… eso es ir a lo fácil.

Sebastian Stan y Lily James en Pam & Tommy.
Sebastian Stan y Lily James en Pam & Tommy.

Pero la serie de Pam & Tommy, la última princesa Disney es un poco como sus protagonistas…. Hay mucho relleno…. Se nota que tienen que rellenar por contrato varios capítulos para que el suscriptor siga suscrito, y las tramas se resisten al avance. Hay una sensación de estancamiento y repetición, que lleva incluso a repetir lo mismo desde diferentes puntos de vista… Pero las temáticas y factores de cada línea argumental son las mismas, las conclusiones son las mismas… Esto, en una película o con la mitad de capítulos, ya se habría explicado

Pam & Tommy: Canon Disney moderno vs. Canon Disney clásico

Al menos son fieles al canon Disney moderno. El cual se basa en ser un poquito infiel al canon Disney clásico… Es decir, un rol femenino protagónico cuya finalidad no es ser un trofeo para el protagonista masculino o un accesorio para el protagonista masculino. ¡Puede ser eso, y algo más! Pero ojo, con intención, narrado para que tu mirada sea testigo de tu cerebro haciendo esa reflexión.

Así, Pamela Anderson es presentada en el primer capítulo de Pam & Tommy con esa imagen y percepción con el que la esfera mediática la decidió reducir: esquemática romántica fantasía hardcore soft, que en su momento (no tan lejos de éste) es lo que más vendía… Y en dos capítulos pasamos del “se lo merecía”, “se lo estaba buscando” a víctima, mujer señalada y marcada con la letra, no de A de adúltera, pero sí M de marrana, a persona, heroína, mártir…

Pam & Tommy.
Pam & Tommy.

Una persona independiente que el hecho de que decidiera cuándo y cómo mercantilizar con su cuerpo para sacar un rendimiento, ¡no significa que tuviera que hacerlo siempre que productores, compañeros o público quisiera! Por mucho que su ideal/elección de belleza siga el canon playboy, no tan lejano del canon Disney (mirad Campanilla), esculpido en colaboración y compartiendo autoría con el patriarcado…puede ser paradójico, pero no contradictorio…

En definitiva: Que le haya sacado rendimiento a su cuerpo no significa que tenga que hacerlo cuándo y cómo otros quieran.  Y la moraleja está muy clara. Aunque dicho sea de paso… al ver esta serie te dan unas ganas de ver el vídeo en cuestión… Y eso la auténtica Pamela lo sabe, por eso no se ha involucrado en Pam & Tommy. Así también tendrá la oportunidad de explicar su auténtica versión en Netflix.

Pamela Anderson y Jane Fonda

El paralelismo del capítulo 3 con Jane Fonda, ídolo confesado de Pam es triste por todo lo que sabemos después. Cómo se truncó esa posibilidad: nunca sabremos si Pamela Anderson hubiese ganado un Oscar después de Barb Wire como lo hizo Jane después de Barb-arella… Qué Bárbaro… Una retahíla de títulos dramáticos podrían haber llegado en vez de Scary Movie 3, Superhero movie o Borat, todas bodrios inmerecidos… Hasta le ofrecieron el papel que luego haría Kim Basinger en L.A. Confidential, ¡con el que Kim ganó el Oscar! ¿No lo veis? Todo encaja. La suya fue una carrera saboteada, obstaculizada…

Pam y Jane Fonda
Dos Barbs con destinos muy diferentes.

Una carrera tan obstaculizada por el caso de la cinta como lo fue su relación con Tommy Lee. Parece que sin aquello y pese a la impetuosa y precipitada relación, tal vez… no tal vez, ¡Seguro que todo les hubiese ido mejor!

Si te ha gustado Furius Fan y quieres que siga repartiendo vídeos no te olvides de suscribirte, campanita, like y recomendad: boca-boca, boca-oreja, boca-entrepierna… ¿de qué estábamos hablando? ¡Suscribíos insensatos!

Y… corten.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *