‘Peacemaker: disturbing the peace’, encontrando la paz con Garth Ennis

Peacemaker (El Pacificador, en español) está más de actualidad que nunca tras la reciente serie de ocho capítulos estrenada en HBO Max. Escrita y dirigida (en su mayoría), por James Gunn, es uno de los proyectos más exitosos del DC Extended Universe. Violenta, malhablada, divertida, y sorprendentemente introspectiva, merece un artículo aparte.

En esta ocasión, sin embargo, vamos a realizar un breve repaso al origen del personaje en las viñetas, deteniéndonos en su última interpretación a cargo de un tal Garth Ennis (que no sé si os suena).

Poneos el chaleco antibalas, que allá vamos.

Tirando de diplomacia

Peacemaker fue una creación original del guionista Joe Gill y el dibujante Pat Boyette para Charlton Comics. Su debut se produjo en noviembre de 1966, en el número 40 de los Fighting Five, un grupo paramilitar similar a los Blackhawks de DC Comics.

Primera aparición de Peacemaker en el número 40 de The Fighting Five.
Primera aparición de Peacemaker en el número 40 de The Fighting Five.

Christopher Smith era el hijo único de un oficial del ejército americano y de una renombrada científica. De adulto, se convirtió en un diplomático obsesionado con traer la paz al mundo.

Pues bien, estando en Ginebra, Smith topa con Bork, un vendedor de armas que se lucra gracias a los distintos conflictos bélicos que están teniendo lugar en Sudamérica. Tras un breve diálogo con él, el diplomático se da cuenta de que no logrará detenerlo con palabras conciliadoras ni tratados antibelicistas. Siguiendo una lógica puramente de cómic, Smith decide que ha llegado el momento de tomarse la justicia por su mano.

Aplicando los distintos conocimientos que adquirió de sus padres, se abastece de un arsenal de tecnología punta y adopta el manto del Pacificador. Rápidamente, este se convirtió en uno de los personajes más populares de la editorial, protagonizando su propia serie de 5 números desde marzo a noviembre de 1967.

Peacemaker en 1967.
Peacemaker en 1967.

El comediante pacifista

A principios de los años 80, sin embargo, Charlton Comics se encontraba al borde de la banca rota. Para sobrevivir, Dick Giordano (editor jefe de la compañía por aquel entonces) se vio obligado a vender a DC Comics a cinco de sus personajes principales: Captain Atom; Blue Beetle; the Question; Nightshade; y, cómo no, Peacemaker.

En esta época, Alan Moore mostró interés en escribir una historia definitiva de superhéroes con ellos como protagonistas. La editorial, sin embargo, tenía intención de introducirlos en su continuidad habitual y convertirlos en sus nuevas estrellas.

Los Watchmen de Charlton Comics.
Los Watchmen de Charlton Comics.

Esta limitación resultó positiva para Moore, que terminaría realizando Watchmen con trasuntos inventados de los antiguos personajes de Charlton Comics. El papel que reservaba para Peacemaker, en concreto, terminaría siendo jugado por El Comediante, el pistolero de la cicatriz en la cara y la famosa chapa de la sonrisa.

Entre tanto, Peacemaker fue introducido en el universo de DC Comics en el número 6 de Crisis en Tierras Infinitas, donde jugó un papel digno (pero secundario) en la pelea contra el Anti-Monitor.

La aparición de Peacemaker  en Crisis en las Tierras infinitas 6.
La aparición de Peacemaker en Crisis en las Tierras infinitas 6.

Curiosamente, Watchmen llegaría a ser considerado como uno de los mejores cómics de la Historia del género; una lectura obligatoria; y las propiedades adquiridas de Charlton Comics apenas una nota al pie de página de DC, salvo honrosas excepciones.

La paz en crisis

Pese a esto, Peacemaker llegó a gozar de una serie en solitario que duró cuatro números en 1987. En ella se narraba el nuevo origen del personaje.

Según este, el vigilante del casco plateado era hijo de un comandante del ejército nazi, responsable de hasta 50000 muertes durante el Holocausto, y una escritora de libros infantiles. Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, y sabiendo que su arresto estaba próximo, el comandante Wolfgang Schmidt se pegó un tiro en la boca ante la mirada horrorizada de su hijo de cinco años. Tras esto, su madre se llevó al pequeño consigo a EEUU, cambiándole el apellido a “Smith”.

Peacemaker en 1987.
Peacemaker en 1987.

Con el paso del tiempo, este se enrolaría en el ejército norteamericano, del que se convertiría en uno de sus soldados más cualificados. Pero después de arrasar un pueblo vietnamita él solito, fue condenado a prisión.

Aquí es donde entra a colación el “Proyecto Pacificador”, una iniciativa del gobierno americano para acabar con distintas células terroristas a lo largo y ancho del mundo. Christopher Smith fue puesto en libertad a cambio de encabezar dicho proyecto. Una vez terminada la misión, Smith decidió continuar con la labor antiterrorista por su cuenta, movido por un desnortado sentido de la justicia y adoptando la identidad de Peacemaker.

Agresivo e inestable, comenzó a ser hostigado por visiones del fantasma de su padre. Para completar el cuadro clínico, se convenció de que su casco almacenaba las almas de todas aquellas personas a las cuales no era capaz de salvar en su sangrienta cruzada.

En años posteriores, Peacemaker se dejaría ver aquí y allá en distintas series de DC Comics. Incluyendo una aparición en Doomsday Clock, la secuela de Watchmen escrita por Geoff Johns.

Doomsday Clock.
Peacemaker en Doomsday Clock.

En 2021, y coincidiendo con el inminente estreno de la película Suicide Squad, el personaje fue incluido en la serie regular del cómic homónimo. Erigiéndose como el líder del grupo de anti-héroes (y anti-villanos) supervisado por Amanda Waller.

Un nuevo comienzo

La falta de consenso en torno al origen del personaje y el inminente estreno de la serie de James Gunn, empujaron a la editorial a establecer un nuevo comienzo para él en las viñetas.

El primer número de Peacemaker: disturbing the peace, vio la luz el 25 de enero de 2022. A los guiones está Garth Ennis, una leyenda en el medio de la que ya hemos hablado en Lasfurias, y el dibujante Garry Brown.

Ennis nos trae de vuelta las viejas sensaciones de su etapa al frente de The Punisher MAX, para otra editorial de cómics con menor caché (¡je!), así como su evidente interés por las historietas bélicas de los años 60 y 70. Garry Brown, por su parte, aporta un dibujo duro y sin florituras que recuerda a la extinta línea editorial Vertigo.

La historia comienza con Christopher Smith sentado en un banco en un cementerio. A su lado está la Doctora Sedgewick, encargada de evaluarlo psicológicamente para tomar parte en una próxima operación paramilitar (deducimos que el “Proyecto Pacificador”).

 Peacemaker: disturbing the peace.
Peacemaker: disturbing the peace.

Mientras habla con ella, Smith nos hace un repaso de su vida hasta entonces. En su relato, nos cuenta cómo volvió un día del colegio y se encontró a su madre y su padrastro muertos en la cocina de su casa. Ella se suicidó metiendo la cabeza en el horno, y él, colgándose del techo. Antes habían asesinado a sus otros tres hijos y redactado una nota de suicidio en la que detallaban los pusilánimes motivos por los cuales se disponían a hacer lo que hicieron.

El origen de Peacemaker según Garth Ennis.
El origen de Peacemaker según Garth Ennis.

Smith, de ocho años, decidió que sus padres tan solo estaban buscando la paz y que la habían encontrado en la muerte. Dicho razonamiento lo acompañó hasta la edad adulta. En el camino, pasó por varias familias de adopción y fue secuestrado por una pareja de rednecks ladrones de bancos a punta de pistola.

Estos hallaron la paz tras un tiroteo con la policía en el que el pequeño Smith jugó un papel determinante. Cumplidos los 18 años, se alistó en el ejército, donde participó en una serie de maniobras militares. En todas ellas, Smith salió como el único superviviente, muriendo todos los demás soldados en misteriosas circunstancias.

Las muchas caras del Pacificador

En Peacemaker: disturbing the peace #1, el personaje todavía no se ha convertido en el vigilante que llegará a ser, pero apunta maneras. Christopher Smith se nos presenta como un joven con extraordinarias cualidades, tanto físicas como intelectuales. Y una colección de traumas infantiles que espantarían al mismísimo Bruce Wayne.

Pese a ello, parece regirse por un estricto código moral que le mueve a encontrar la paz para aquellos que, según su criterio, la buscan en vano.

Puede que el éxito rotundo de la serie de televisión le haga preguntarse a DC si no sacó este cómic demasiado pronto. Aquellas personas que se hayan enganchado al personaje por la versión interpretada por John Cena e intenten encontrar similitudes en Peacemaker: disturbing the peace, se encaminan a una pequeña decepción.

Peacemaker.
Peacemaker.

Aun así, se trata de un cómic bélico de primer orden que hará las delicias de los admiradores de Garth Ennis y su particular estilo (fruto del cual nacieron The Boys, por ejemplo).

De momento no contamos con una edición en castellano. Tan solo puede leerse en España en la versión digital, en inglés, del catálogo original de DC Comics. Aunque nos imaginamos que los amigos de ECC Ediciones planearán traducirlo muy pronto.

Con esto finalizamos nuestro furioso repaso a la historia de este peculiar personaje, animándoos a todos y todas a disfrutarlo en sus distintas versiones, tanto en la página como en celuloide.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.