‘Shade, the changing girl’: atípica, joven y animal

Sergio Márquez

Tutelado por Gerard Way (que venía de ganar un premio Eisner por Umbrella Academy), el sello editorial Young Animal arrancó en 2016 con cuatro títulos de inspiración indie: Doom Patrol, Cave Carson, Mother Panic, y Shade, The Changing Girl.

Nos centramos en este último, el más atípico, joven y animal.

Megan + Loma = Shade

Shade, the changing girl corrió a cargo de Cecil Castellucci, cantante y guitarrista de indie rock, así como escritora de novela juvenil.

Megan es la peor versión posible de una adolescente americana. Capitana del equipo de natación de su instituto, mantiene aterrorizadas al resto de sus compañeras. El término “matona” se le queda corto. Humilla a sus víctimas, tanto en persona como en redes sociales, y no siente un ápice de remordimiento.

Una noche, sufre una sobredosis de anfetaminas mientras nada en un lago. Sus acompañantes observan cómo su cuerpo se hunde. «Que se ahogue la muy zorra». Cuando llegan los servicios de emergencia, Megan ya ha entrado en coma. Una vez en el hospital, se encuentra al borde de la muerte.

Loma y Megan. Shade, the changing girl.
Loma y Megan. Shade, the changing girl.

Loma, por su parte, es una mujer-pájaro del planeta Meta (sí, como lo leéis). Graduada en Literatura, es una ferviente fan de Rac Shade, un poeta que fue enviado a la Tierra. Obsesionada por seguir sus pasos, encuentra la forma hacerse de con el Chaleco de la Locura, que confiere poderes de alteración de la realidad a quien lo porta.

Hecho esto, envía su consciencia por un túnel caleidoscópico que atraviesa la galaxia. Una vez llega a nuestro planeta, ocupa el cuerpo de Megan. Desde este momento en adelante, se hace llamar “Shade” (en honor a su ídolo literario).

Shade, The Changing Girl: Una locura de prenda

Provista de los recuerdos y la personalidad de Loma, Shade deberá afrontar las consecuencias de los actos de Megan. Para ello deberá a adaptarse a su nueva vida como una humana de dieciséis años temida por sus padres y odiada por sus coetáneos (y con buenos motivos). Por si esto fuera poco, tendrá que aprender a utilizar el Chaleco de la Locura y evitar que sus poderes se salgan de madre.

Para ayudarla, cuenta con River, un nuevo estudiante aficionado a la ufología y que nunca llegó a conocer a Megan. También con Teacup, una chica martirizada por la antigua capitana del equipo de natación y el resto de sus compañeras.

Entre tanto, en Meta se inicia la búsqueda del Chaleco de la Locura. Mellu, un alto cargo del Ministerio de los Ministerios, quiere recuperarlo para sus propios y retorcidos propósitos.

En resumen, Shade, The Changing Girl es una ida de olla en toda regla, que rinde homenaje a la etapa de Peter Milligan y Chris Bachallo al frente de Shade, el hombre cambiante. Colorido y deliberadamente confuso, es un cómic perfecto para adolescentes con inclinaciones artísticas.

Marley Zarcone es la encargada de transmitir toda esta locura a través de sus dibujos. Su estilo pop art pega estupendamente con el tono histriónico de la historia. Cada página es un puzle de piezas irregulares que afecta a la vista con una explosión de contrastes.

Shade, The Changing Girl ha sido publicada en doce números recopilados en un par de volúmenes: Earth Girl Made Easy y Little Runaway. Posteriormente recogió su testigo Shade, the Changing Woman, a lo largo de otras seis entregas que finalizaron en agosto de 2018.

Mientras esperamos una edición en castellano, cualquiera de estos cómics puede conseguirse fácilmente en inglés. Para disfrutar del personaje de Shade en nuestro idioma, contamos con el crossover DC/Young Animal: Las guerras lácteas, publicado por ECC Cómics.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *