Halloween 2021: ‘La cita y otros cuentos de terror’, de Emilia Pardo Bazán

Este año se cumplen 100 años de la muerte de la gallega, Emilia Pardo Bazán, una de las más grandes escritoras de su generación. Pardo Bazán fue una influyente feminista, periodista cultural e incluso política, crítica e historiadora de la literatura y dramaturga. Pero lo que quizá muchos no conocen, es su pasión por el terror. La cita y otros cuentos de terror es una antología de muchos de sus cuentos con tintes o directamente enmarcados en ese género, editado por Nórdica libros. Lectura obligada para la noche de Halloween.

Emilia Pardo Bazán

Además de todo lo dicho, Pardo Bazán fue una cuentista prolífica y decididamente moderna. Una empresaria cultural con una revista y una editorial (Nuevo Teatro Crítico y La Biblioteca de la Mujer, 1890). Fue pionera en la difusión de la literatura rusa (Dostoievski, Tolstoi o Turgueniev) en España y de los debates franceses y británicos sobre el feminismo.

Introdujo el feminismo en el debate cultural y político de la segunda mitad del siglo XIX. Utilizó abiertamente el término y contribuyó a su respetabilidad, consiguiendo una repercusión que no tuvo ninguna otra escritora de su época.

En la reciente exposición sobre su vida y obra: Emilia Pardo Bazán: El reto de la modernidad, la definían como una mujer atrevida y mordaz en sus juicios, amante de las polémicas, apasionada y radicalmente anti-sentimental. Católica y feminista.

Esa ambivalencia también se puede reconocer en sus escritos.

Emilia Pardo Bazán
Emilia Pardo Bazán.

La cita y otros cuentos de terror

Los cuentos que componen La cita y otros cuentos de terror son inteligentes, maravillosamente escritos y con moralejas tan útiles en su tiempo como hoy en día.

De corte gótico, es muy difícil no compararlos con los cuentos de Edgar Allan Poe o Henry James, pero localizados en la España del siglo pasado.

Es un libro que se lee en un suspiro, son cuentos de muy pocas páginas, interesantes desde las primeras líneas y adictivos hasta decir basta. La capacidad de Pardo Bazán para crear personajes apasionantes es apabullante. Su forma de describir los espacios y generar imágenes en nuestra mente es fantástica, tanto, como la facilidad en la que nos sumerge en los turbios ambientes de los cuentos de este libro.

Por si fuera poco, La cita y otros cuentos de terror está ilustrado por Elena Ferrándiz. Sus dibujos funcionan como un precioso hilo que anuda los diferentes cuentos en un mismo mundo. El mundo retorcido y en algunos casos terrorífico de la imaginación sin límites de Pardo Bazán.

Ilustración de Elena Ferrándiz para La cita.
Ilustración de Elena Ferrándiz para La cita y otros cuentos de terror.

Nuestra selección de cuentos

Hemos hecho una selección de algunos de los cuentos que más nos han gustado, el primero de ellos es el que da nombre al libro:

La cita

La cita nos cuenta la historia de Alberto Miravalle, un muchacho demasiado creído ya que pensaba que todas las mujeres estaban interesadas en él. La gente se mofaba de él, pero aun así, él estaba convencido de que era un imán para las mujeres.

Un día recibió una carta en la que una mujer le citaba en su casa porque se había enamorado de él. Le decía que si llegaba a la hora señalada, se encontraría el portón y la puerta del piso abierta.

Alberto, convencido de la veracidad de la carta y de que había conseguido una nueva conquista, fue a la vivienda de la dama el día y hora al que se le había citado, pero nunca podía haber imaginado lo que se encontraría en aquella casa…

Ilustración de Elena Ferrándiz. La cita.
Ilustración de Elena Ferrándiz.

Vampiro

Fortunato Gayoso, un señor de setenta y pico años, se iba a casar con Inesiña, la sobrina de cura, de tan solo 15 años. Esa fue la noticia más comentada de Gondelle. La población estaba escandalizada. No tanto por la diferencia de edad de ambos como por el hecho de que Inesiña hubiera sido la afortunada escogida de Gayoso.

Fortunato Gayoso era poseedor de una enorme fortuna y todo el mundo sabía que no le quedaba mucho tiempo de vida. El que se casara con la chiquilla no sería más que un simple trámite para que ella fuera la nueva poseedora de la fortuna.

En el pueblo le decían que ni se preocupara, que solo tendría que atender al viejecito dándole compañía y calor.

Cuál fue la sorpresa, cuando después de casados, el pueblo fue testigo de cambios en la chiquilla y el anciano completamente inesperados y nunca antes vistos…

Ilustración de Elena Ferrándiz para La cita y otros cuentos de terror.
Ilustración de Elena Ferrándiz para La cita y otros cuentos de terror.

La resucitada

Imaginaos morir. Ahora imaginad volver a la vida. Eso le ocurrió a Dorotea de Guevara. Recordaba los llantos y gemidos de su marido e hijos. Incluso lo que le hicieron al lavarla y amortajarla. Pero cuando despertó del sueño de la muerte, no pudo sentirse más feliz por haber vuelto a la vida. ¿Quién no sentiría felicidad por volver a vivir?

Dorotea volvió a su casa para encontrarse con su marido y sus hijos, deseaba volverlos a ver. Retomar la vida desde el episodio en el que la muerte finalizó su historia. Lo que no se preguntó, es si su familia, su amado marido e hijos, la reconocerían y se alegrarían de volverla a ver regresando de donde no se puede volver.

Ilustración de Elena Ferrándiz para La cita y otros cuentos de terror son inteligentes.
Ilustración de Elena Ferrándiz para La cita y otros cuentos de terror son inteligentes.

Saludos furiosos.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *