Llega ‘Fundación’, la galardonada saga sci-fi de Isaac Asimov, precedida por un espectacular tráiler

Rose Walker

Está claro que Apple TV+ con la colaboración de Skydance no ha escatimado en gastos a la hora de desarrollar una serie que hiciese justicia a una de las mejores sagas de hard sci-fi jamás escritas por Asimov: Fundación.

Sirvió de inspiración para clásicos del género como Star Trek o Star Warso cualquier texto o serie que tuviese bien como tema central, bien como macguffin, la ardua tarea de imaginar cómo sería la evolución tecnológica, ética y social del ser humano con la implementación de estos nuevos aportes tecnológicos y científicos en sus vidas:

David S. Goyer, que firmó en el pasado, entre otros guiones, Batman Begins o El Cuervo: Ciudad de Ángeles, es el responsable de que desde el 24 de septiembre de este 2021 podamos disfrutar del resultado de su trabajo.

Goyer, que se declara fan incondicional de la saga desde ya, declara haber deseado llevarla a la gran pantalla desde hace tiempo. Pero las dos horas de metraje de una película estándar le parecían demasiado cortas para un proyecto de esta extensión.

Ahora podremos comprobar si el resultado cumple las expectativas con los 3 capítulos iniciales que dejara Apple TV+ en su estreno, pasando luego a liberar un episodio de estreno nuevo cada viernes.

En el reparto algunos rostros bien conocidos, como Jared Harris (Chernobyl) que interpretará a Hari Seldon, el protagonista, y a Lee Pace (Guardianes de la Galaxia, El Hobbit) como Emperador(es) de la Galaxia, ahí es nada.

Fundación.

Un vistazo a las bases de la Fundación

Como base de esta primera tanda de episodios se ha optado por comenzar por el llamado Ciclo de la Fundación. No es un mal comienzo para abordar este complejo universo literario compuesto por entre 12 y 15 volúmenes, más relatos cortos posteriores ambientados en la saga. Se divide en tres arcos argumentales principales:

El ciclo de la Tierra o de los Robots, donde se enuncian por primera vez las famosas Tres Leyes de la Robótica.

La Trilogía del Imperio Galáctico, donde se narra la colonización humana de la Galaxia.

Y por último el Ciclo de la Fundación o de Trántor, donde el viejo imperio convulsiona y hace su aparición por primera vez una ciencia estadística capaz de predecir a largo plazo el futuro de la humanidad: la psicohistoria.

Así, nuestro infortunado protagonista, el investigador Hari Sheldon, halla una disciplina científica llamada la psicohistoria. Una compleja red de cálculos estadística y sociológica que precisa de amplios muestreos de billones de individuos a escala mundial para predecir el comportamiento de las masas en grandes períodos de tiempo.

Jared Harris interpreta a Hari Shelton en Fundación.

Por tanto, Sheldon es capaz de predecir lo que ocurrirá, pero nunca a corto plazo o de forma individual.

Como ciencia oracular deja bastante desprotegido al adivino, pero como disciplina estadística a largo plazo demuestra ser terriblemente exacta.

Hari vaticina con sus fórmulas la caída del Imperio, y solo un medio de salvar el legado de la Humanidad del periodo de oscurantismo que sobrevendrá después: crear La Fundación.

Una entidad formada por voluntarios con precisas instrucciones que son enviados a distintos rincones de la Galaxia. Cuyas acciones podrían reducir ese periodo a tan solo mil años, salvando así el legado humano.

Leah Harvey en Fundación.
Leah Harvey en Fundación.

Los Cleons, la casta de gobernantes clónicos al mando del Imperio desde hace mucho, decretan su persecución. Como si matar al mensajero fuese a cambiar la realidad del mensaje.

Las revelaciones de Sheldon no son una maldición que termina con la ruina de su conjurador, sino una serie de deducciones lógicas de a donde llegarán los hechos y en qué momento. Independientemente de lo que le ocurra a un solo individuo. La corriente de la historia no se detendrá.

Pero esto es algo que no alcanza a comprender la casta dirigente, empeñada en mantener su imperio. Su monolítica construcción de inmovilismo burocrático y social de siglos. Creyendo que eso la convierte en algo más sólido e ignorando un tema recurrente en los ciclos de la historia de la Humanidad.

El fluir de la historia

El estancamiento conduce a la decadencia, y la decadencia inevitablemente a la ruina. El conocimiento humano ha de ser fluido para reparar sus fisuras y taras. Para corregir sus errores sobre la marcha, y así continuar siendo una especie viva, en constante autorregulación.

Un golpe en el agua no deja huella, esta se vuelve a cerrar sobre la fisura y no queda rastro. Un golpe en una construcción rígida, si es lo bastante fuerte, acabará derribándola por completo. Resultado de su propia necesidad de sostenerse sobre una estructura preestablecida. Siempre ha sido así en la historia. Siempre.

Lee Pace es el emperador en Fundación.
Lee Pace es el emperador en Fundación.

Este es precisamente uno de los pilares que hacen interesante a la saga: su base en acontecimientos históricos, que la dotan de singular coherencia. Asimov reconoció que su Imperio está muy basado en la historia del Imperio Romano y los eventos que condujeron a su caída.

Otro de los puntos principales que va a ser digno de verse reflejado en pantalla es que la ciencia ficción en la que Asimov se basa para establecer su universo es coherente con las últimas tecnologías y tesis científicas del momento.

Lo que se denomina hard sci-fi para diferenciarla de la de esas obras de space opera en las que los aparatos electrónicos hacen cosas imposibles de explicar sobre la base de ninguna teoría o ley de la física. Ni presente ni con posibilidad de ser futura. Aparecen en pantalla como pequeños milagros que no debemos cuestionar, simplemente aceptar.

Fundación.

Fundación: ¿Merece la pena?

Abre el apetito visual pensar en cómo estarán representados esos avances científicos con unos efectos especiales a la última. Casi modelos generados por ordenador de cómo podría ser realmente, de empeñarnos en ello, el futuro de la humanidad más allá de los límites de nuestro planeta azul.

Queda por ver hasta qué punto la gran obra de Asimov, considerada una de las mejores sagas de la sci-fi de todos los tiempos, ha sido trasladada con acierto a la gran pantalla, aunque de momento parte con buenas perspectivas.

Muy mal no ha debido quedar, porque cabe decir que aún antes de salir esta ya ha sido renovada para una segunda temporada a principios de año. Interesante.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *