‘Mallrats’: Snoochie Boochies (Parte 2)

Sergio Márquez

La segunda película de Kevin Smith no salió como se esperaba. Sin el ingenio de su predecesora, “Mallrats” no tuvo una buena acogida ni por el público ni por la crítica. Veinticinco años después, sin embargo, la observamos con cierta nostalgia.

Año II D.C. (Después de “Clerks”)

 Después de pegar el pelotazo de su vida conClerks” (1994), Kevin Smith se dispuso a realizar su segunda incursión cinematográfica. ¿El título? “Mallrats”.

 Universal Studios puso seis millones de dólares sobre la mesa del nuevo niño bonito (y ligeramente sobrealimentado) del cine indie, y este, sin creer su propia suerte, se puso manos a la obra. Para ello volvió a contar con Scott Mosier como productor, y con gran parte del reparto de su primera película, además con alguna que otra estrella emergente cuyo nombre quizás os suene.

Los protas en un programa tipo ‘Vivan los novios’

 “Mallrats” debía haber sido “Clerks” en un centro comercial. En lugar de ello, fue el primero de varios reveses propinados a Smith por la crítica.

Mallrats: Ratas de centro comercial

 Corría el año 95. Richard Linklater, el director que había inspirado a Smith años antes a hacer películas con su atrevida “Slacker” (1990), estrenaba en enero “Antes del Amanecer” . En junio, Warner Bros, estrenó “Batman Forever”, y en agosto Buena Vista se atrevió con “Mentes Peligrosas”. No diréis que no os pongo referencias fresquitas.

 “Mallrats” se estrenó en octubre, y jamás cumplió con las expectativas puestas en ella ni por los entendidos ni en taquilla. Quizá se estrenó quince años antes de tiempo, con sus múltiples referencias al mundo del cómic y a los superhéroes. Con la obsesión actual por las máscaras y las capas, puede que hubiese tenido una mejor acogida.

 En cualquier caso, “Mallrats” es una comedia sobre (de nuevo) dos jóvenes amigos con quebraderos de cabeza sexuales. Ambos la han cagado estrepitosamente con sus respectivas parejas, y hacen lo posible por recuperarlas a lo largo de la extensión del film. Su torpeza resulta entrañable, en ocasiones, y exasperante en otras. No es que yo sea el más indicado para hablar, pero la falta de madurez de los dos personajes principales roza, en ocasiones, la autoparodia.  

Jay and Bob el silencioso haciendo de las suyas.

“Mallrats” falla ahí donde “Clerks” sobresalía. Los diálogos siguen siendo un divertido reflejo de la agilidad mental de Smith y su inclinación natural hacia un tipo de comedia irreverente y sin tapujos. El guion se encarga de ir uniendo distintos hilos argumentales que van apareciendo aquí y allá, y no sin cierto ingenio. Sin embargo, las conversaciones entre los personajes resultan un tanto inanes, y las situaciones en las que se ven envueltos bordean lo obtuso.

 Parece una película escrita por un adolescente que se hace demasiadas pajas y no tiene ni idea de cómo interactuar con el sexo opuesto (creedme, sé de lo que hablo). Así como “Clerks” transgredía, “Mallrats” provoca un cierto sonrojo.

Reparto y sorpresas

 Dicho esto… ¡a mí me gusta!

 Me hacen gracia los chistes de “culo, caca, pedo, pis”, qué le vamos a hacer. La película nunca aburre, y tiene unos cuantos elementos que la redime.

 El reparto es excelente. Jeremy London y Jason Lee interpretan a los dos protagonistas, T.S. Quint y Brodie Bruce, respectivamente. Michael Rooker hace del suegro intratable de uno de ellos, proveyendo momentos de gran entretenimiento. Jason Mewes y el propio Kevin Smith repiten como Jay y Bob el Silencioso con el mismo hilarante resultado. Y Ben Affleck se deja ver el pelo, igual que Joey Lauren Adams.

Ben Affleck y Shannen Doherty.

 Hasta el mismísimo Stan Lee hace un cameo, dejando caer algunas de las mejores líneas de la película y, sin duda, las más sentidas. Para los aficionados del cómic, además, está el guiño en forma de dibujos en los créditos iniciales, a cargo de Joe Quesada (artista y posterior editor de Marvel Cómics).

Preparando el futuro

 Así y con todo, lo mejor que puede decirse de esta película es que sirvió de experiencia para Kevin Smith en su camino hacia nuevas cotas. Justo después vino “Chasing Amy(1997), que devolvió la confianza en el joven director de Nueva Jersey.

Jason Lee y (el ahora muy conocido por Walking Dead) Michael Rooker

 Pero esa es otra historia.

  “Snooch to the Nooch, motherfuckers!”

Pasa por AQUÍ para ir a ‘Clerks’: Snoochie Boochies (Parte 1)

Pincha AQUÍ para ir a ‘Chasing Amy’: Snoochie Boochies (Parte 3)

Dale AQUÍ para ir a ‘Dogma’: Snoochie Boochies (Parte 4)

Dale AQUÍ para ir a ‘Jay and Silent Bob Strike Back ’: Snoochie Boochies (Parte 5)

Pasa por AQUÍ para ir a ‘Jersey Girl ’: Snoochie Boochies (Parte 6)

Pasa por AQUÍ para ir a ‘Clerks II ’: Snoochie Boochies (Parte 7)

 Dale AQUÍ para ir a ‘Zack y Miri’ hacen una porno’: Snoochie Boochies (Parte 8)

Dale AQUÍ para ir a ‘Cop Out’: Snoochie Boochies (Parte 9)

Pincha AQUÍpara ir a ‘Red State’: Snoochie Boochies (Parte 10)

Pincha AQUÍ para ir a ‘Tusk’: Snoochie Boochies (Parte 11)

Dale AQUÍ para ir a ‘Yoga Hosers’: Snoochie Boochies (Parte 12)

Dale AQUÍ para ir a ‘Jay & Silent Bob Reboot’: Snoochie Boochies (Parte 13)

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *