‘Tusk’: Snoochie Boochies (parte 11)

Sergio Márquez

Habiendo repasado las diez primeras películas del director más famoso del estado de Nueva Jersey, hemos tenido tiempo, también, de comentar de pasada alguno de sus otros proyectos. Kevin Smith ha tenido éxito como guionista de cómic y, sobre todo, como podcaster. Dada su locuacidad y vis cómica, de hecho, algunos dirían que está bastante mejor dotado para los podcasts que para el cine.

Tusk: Sí a la morsa

Su primera incursión en este medio, SModcast, cuenta ya con alrededor de 440 episodios (hasta la fecha). En ellos, se dedica expresar su opinión sobre los temas más variopintos en clave de humor. Su amigo y largo tiempo colaborador Scott Mosier lo acompaña en la mayor parte de ellos, dándole la réplica o alimentando su inagotable verborrea para hilaridad infinita de sus oyentes.

En el episodio 259, Smith y Mosier comentan una historia verídica con la que se toparon a través de un enlace de Twitter. Se remitía a un anuncio colgado en un portal inmobiliario inglés. En dicho anuncio, un hombre de edad avanzada ofrecía una habitación en su casa al lado del Queen’s Park, en Brighton. Como única condición de pago, el inquilino debía ataviarse con un disfraz de morsa dos horas al día, atrapar pescados o cangrejos con la boca, y comunicarse exclusivamente a través de gruñidos.

Entre incontrolables carcajadas, Kevin leía el texto en el que el anunciante explicaba que había pasado mucho tiempo en una isla sin más compañía que la de uno de estos mamíferos semiacuáticos, y que lo echaba de menos. Al director se le ocurrió que este sería el argumento perfecto de una comedia terrorífica. Departiendo con Mosier, fue hilando la trama de esta supuesta película, incluidos los personajes y algunos fragmentos de diálogo.

Tanto le gustó la idea que, sin poder controlarse la risa, propuso a los oyentes que votaran #walrusyes o #walrusno, a través de sus redes sociales, para decidir si llevar tan estrafalario proyecto a cabo. Y como cualquier otro asunto descabellado en la red de redes, recibió un apoyo casi unánime. Tusk comenzó a gestarse.

Tusk
Tusk

El Señor Colmillo

Con un presupuesto de tres millones de dólares, Smith rodó Tusk al completo en el mes de noviembre de 2013, al amparo de Demarest Films, XYZ Films, y su propia y recién estrenada productora: SModcast Pictures.

La historia presenta a Wallace Bryton y Teddy Craft (Justin Long y Haley Joel Osment, respectivamente), dos podcasters que se dedican a encontrar a fenómenos por internet y entrevistarlos. Wallace es el encargado de viajar a Canadá para verse con un chico que se cortó una pierna accidentalmente a sí mismo con una katana haciendo un video homenaje a Kill Bill.

Pues bien, cuando llega a casa de semejante lumbrera, resulta que este se ha suicidado. Wallace, por tanto, se encuentra en Winnipeg sin nadie a quien entrevistar. Mientras ahoga las penas en un bar de mala muerte, se va al baño a mear. Ahí, sobre el urinario, se encuentra con un cartel escrito a mano en el que un hombre ofrece una habitación de su casa a cambio de compañía. Ha vivido una vida intensa, dice, y tiene multitud de historias que contar.

Pensando en la salvación de su podcast, Wallace se dirige al norte, hacia la remota región de Bifrost. Siguiendo la dirección del anuncio, se encuentra con una enorme casa apropiadamente siniestra. En ella conoce a Howard Howe, un viejo marinero confinado a una silla de ruedas e interpretado por Michael Parks.

Justin Long y Michael Parks en Tusk
Justin Long y Michael Parks en Tusk

Howe es una fuente inagotable de anécdotas más allá de la imaginación de Wallace. Mientras le sirve un té, le cuenta una ocasión en la que conoció a Hemingway a bordo de un barco, en Normandía. También le explica cómo naufragó en la costa continental de Siberia. Perdido en el mar, y a punto de morir congelado, fue rescatado por una morsa que lo llevó a tierra y lo calentó con su cuerpo. Howe juró agradecimiento eterno a su nuevo amigo, al cual bautizó como “Mr. Tusk”.

Nada más terminar de escuchar este curioso relato, Wallace cae desplomado sobre la alfombra, adormecido por una droga que había ingerido en el té. De ese momento en adelante, permanece preso de Howard, el cual va mutilando su cuerpo y sometiéndolo a todo tipo de transformaciones hasta encajarlo en un macabro traje hecho de piel humana y convertirlo en una réplica viviente de Mr. Tusk.

Tusk: Terror bajo cero

Después de pensárselo mucho tras el rodaje de Red State, Kevin Smith decidió que continuaría haciendo películas, pero solo para su satisfacción personal y la de sus fieles. Tusk entra de cabeza en esta categoría. Repleto de autorreferencias y chistes privados, este es, sin duda, su trabajo más arriesgado.

Justin Long

Como ya expresé en mi anterior artículo, yo ni entiendo de cine de terror ni me gusta especialmente (no porque lo considere malo, sino porque soy un completo gallina). Según me han expresado personas entendidas, Tusk tiene algo de The Human Centipede, pero con muchas más coñas y los personajes algo más desarrollados.

Según mi humilde opinión, esta película tiene momentos genuinamente tensos y angustiosos. La comedia también funciona, a su retorcida manera. En ciertos puntos del metraje, uno no sabe si encogerse de miedo o desternillarse de la risa (y, normalmente, termina haciendo ambas cosas). El monstruo en el que Wallace se va convirtiendo poco a poco es repugnante de veras, y las escenas de body horror están más que conseguidas.

Justin Long está tremendo en el papel protagonista, lo cual da pie a preguntarse por qué no aparece en más películas. Y Michael Parks se muestra tan trastornado, sádico y locuaz como Anthony Hopkins interpretando a Hannibal Lecter. El veterano actor clava los intrincados trabalenguas de Smith con una elegancia enervante. Despiadado y cruel, en ocasiones, Parks transmite que su personaje no es, en el fondo, sino un pobre desgraciado que intenta paliar su soledad.

Génesis Rodríguez, por su parte, interpreta a Ally, la novia de Wallace. Esta viaja a Manitoba cuando comprende que su pareja se encuentra en peligro. Para encontrarlo, contará con la ayuda de las dos dependientas de una tienda de comestibles (encarnadas por Harley Quinn Smith y Lily-Rose Depp) y del inspector de policía Guy Lapoint (el mismísimo Johnny Depp).

Harley Quinn Smith (hija de Kevin) y Lily-Rose Depp en Tusk
Harley Quinn Smith (hija de Kevin) y Lily-Rose Depp en Tusk

Cerrando el reparto, encontramos a Ralph Garman haciendo de detective, y a Matt Shively dando vida a Howard Howe en un par de flashbacks.

El ciclo canadiense

En resumen, Tusk es una película tan absurda en su planteamiento que no podemos dejar de admirarnos de su descaro. Además, contiene una interesante reflexión acerca de nuestra condición humana. ¿Qué es lo que nos diferencia del resto de las bestias? ¿En qué momento podemos considerar que alguien ha perdido su humanidad? Y ese tipo de cuestiones.

Los más críticos, sin embargo, le achacan al film una cierta falta de ritmo. Es verdad que en según qué momentos la trama no parece avanzar en una dirección concreta, pero las actuaciones son tan buenas y los personajes tan magnéticos (aun en su extravagancia) que yo, personalmente, tiendo a pasar esto por alto. Quizá el problema resida en que su excéntrica premisa no da para una hora y cuarenta minutos.

Johnny Deep en Tusk
Johnny Deep en Tusk

En cualquier caso, Tusk luce espectacularmente bien, y puede considerarse como una de las propuestas más originales del director. Lástima que esto no se hiciera notar en taquilla. La película fue estrenada en Estados Unidos en septiembre de 2014, recaudando “tan solo” un millón ochocientos ochenta y siete mil quinientos cincuenta y cuatro dólares.

Pero Kevin tan solo le estaba empezando a coger el gusto a esto de hacer películas para disfrute de sí mismo. Tusk es, de hecho, la primera de una trilogía ambientada en Canadá. La segunda ya está rodada: Yoga Hosers, sobre la cual hablaremos (para bien o para mal) en la siguiente entrega de Snoochie Boochies.

Pasa por AQUÍ para ir a ‘Clerks’: Snoochie Boochies (Parte 1)

Pincha AQUÍ para ir a ‘Mallrats’: Snoochie Boochies (Parte 2)

Pincha AQUÍ para ir a ‘Chasing Amy’: Snoochie Boochies (Parte 3)

Dale AQUÍ para ir a ‘Dogma’: Snoochie Boochies (Parte 4)

Dale AQUÍ para ir a ‘Jay and Silent Bob Strike Back ’: Snoochie Boochies (Parte 5)

Pasa por AQUÍ para ir a ‘Jersey Girl ’: Snoochie Boochies (Parte 6)

Pasa por AQUÍ para ir a ‘Clerks II ’: Snoochie Boochies (Parte 7)

 Dale AQUÍ para ir a ‘Zack y Miri’ hacen una porno’: Snoochie Boochies (Parte 8)

Dale AQUÍ para ir a ‘Cop Out’: Snoochie Boochies (Parte 9)

Pincha AQUÍpara ir a ‘Red State’: Snoochie Boochies (Parte 10)

Dale AQUÍ para ir a ‘Yoga Hosers’: Snoochie Boochies (Parte 12)

Dale AQUÍ para ir a ‘Jay & Silent Bob Reboot’: Snoochie Boochies (Parte 13)

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *