‘Nemo’, de Alan Moore: La mejor edición de las aventuras de la hija del Capitán Nemo

Planeta cómic ha recopilado en un solo tomo las tres aventuras de la reina pirata Janni Nemo, que ya pudimos disfrutar por separado: Corazón de hielo, Las rosas de Berlín y Río de fantasmas.

El maestro del cómic Alan Moore vuelve a demostrar que su talento está lejos de agotarse. Junto al personal artista Kevin O’Neill, Moore nos sumerge en una maravillosa historia llena de magia, fantasía e inventos tecnológicos. Sus referencias a la cultura pulp son innumerables. Descubrimos genialidades creadas por el Dr. Mabuse; el Berlín más impresionista en forma de metrópolis Langniana; androides tan conocidos como María; los soldados dormidos de Caligari, una Antártida que nos recuerda a Julio Verne y H.P Lovecraft, nazis, e incluso al Dr. Goldfoot y sus Bikini Machine

Para quién no haya leído la trilogía Nemo o la quiera conservar en un precioso tomo con ilustraciones inéditas, este es su cómic.

Nemo: Corazón de hielo

En Corazón de hielo, la historia nos traslada a 1925. Aquí se desencadena el conflicto que se desarrollará en toda la trilogía, ya que nuestra Janni Dakkar le roba todas sus pertenencias a la reina egipcia Ayesha, y esta nunca se lo personará.

Además, Janni quiere conseguir algo que su padre nunca pudo realizar: explorar la Antártida. Decide emprender una gran expedición con su banda, y lo que allí encontrará casi le hace perder la cordura.

En la expedición se encontrará con un grupo de inventores que han sido contratados para devolver a la reina egipcia sus tesoros robados.

Tanto el grupo de inventores como nuestra pirata favorita tendrán que hacer frente a imágenes indescriptibles. A criaturas gigantescas de formas indefinibles. A sonidos, colores y sensaciones nunca antes experimentadas. Pocos saldrán con vida de esas tierras que O’Neill dibuja con elementos lovecraftianos. ¿Lo hará la hija del Capitán Nemo?

Nemo: Corazón de hielo
Nemo: Corazón de hielo

Nemo: Las rosas de Berlín

Las rosas de Berlín nos sitúan 16 años más tarde. En 1941. Janni se ha casado con su compañero y defensor Broad Arrow Jack. De su relación nació una hija que ya se ha casado con un miembro de la familia de Jean Robur, el capitán de la aeronave Albatross que proclamó el debate del “vuelo a motor” contra los miembros del Instituto Weldon.

En Berlín secuestran a su hija y a su yerno, así que Janni decide ir en búsqueda de su hija a la versión de Berlín más bizarra, impresionista y espectacular vista.

Quizá esta sea mi historia favorita de la trilogía. La más fiel a La liga de los hombres extraordinarios original. En la que encontramos la mejor versión de Moore y O’Neal. Las viñetas de Berlín son fascinantes y la historia que mezcla un ejército nazi con los iconos pulp de los años 20 y 30 y la reina Ayesha es brutal.

Los acontecimientos ocurridos en Las rosas de Berlín son los más reveladores e importantes de la trilogía, al igual que sus consecuencias…

Nemo: Las rosas de Berlín
Nemo: Las rosas de Berlín.

Nemo: Río de fantasmas

Con Río de fastamas llegamos al final de la historia, esta vez en 1975. Janni es muy mayor. Una abuela que comienza a desvariar. Alguna vez, algunos miembros de su familia la han visto hablar con sus fantasmas. Figuras importantes en la vida de la pirata que por desgracia murieron, muchas veces, dando la vida por ella.

A sus oídos llega la noticia de que la reina Ayesha sigue viva. Su familia le dice que no pude ser cierto, creen que está obsesionada con ella y que si la busca, tan solo encontrará huesos. Ella no piensa igual.

Decide emprender un último viaje en busca de sus némesis para eliminarla de una vez por todas. Ella reconoce que es muy mayor, por ese motivo contrata los servicios de Hugo Coghlan (Hugo Hércules, uno de los primeros superhéroes americanos, y el hombre que intentó asesinar a su padre el pirata y científico Capitán Nemo).

Janni, Coghlan y su banda, lucharán con dinosaurios y las Bikini Machine del Dr. Goldfoot para encontrar a Ayesha. Lo que jamás se podrían imaginar era lo encontrarían realmente…

Nemo: Río de fantasmas
Hugo Hércules demostrando el por qué de su nombre en Nemo: Río de fantasmas.

League of extraordinary gentlemen: Nemo: Alan Moore y Kevin O’Neill, un tándem irresistible

Qué decir de Alan Moore, uno de los guionistas que cambio la historia del cómic americano. Él y Frank Miller fueron los primeros en tomarse en serio el cómic de superhéroes. El primero con su obra maestra Watchmen y el segundo con su versión distópica de Batman, Dark Knight. Además, Moore posee un buen número joyas para DC, Marvel UK y Eclipse Cómics, como Miracleman, su Cosa del Pantano, V de Vendetta, los especiales que escribió para Superman, La Broma Asesina del Joker, From Hell o El Capitán Britania.

En 1999, como un sello de WildStorm, lanzó America’s Best Comics. Allí escribiría maravillas como Top Ten, Promethea, o la delicia pulp Tom Strong. En esa editorial fue donde creo La liga de los hombres extraordinarios junto a Kevin O’Neill.

Kevin O’Neill es un artista que se hizo conocido dibujando a un personaje que pateaba culos de superhéroes antes que The Boys, Marshall Law. Pero fue con Moore y su Liga de los hombres extraordinarios con el que alcanzó fama mundial y puedo experimentar y exprimir su capacidad artística hacia lugares insospechados.

Ambos crearon dos miniseries imprescindibles de La Liga de los hombres extraordinarios, la trilogía Century, y la trilogía Nemo, de la os hemos hablado.

De La Liga de los hombres extraordinarios se hizo una adaptación para cine protagonizada por Sean Connery, de la que prefiero no hablar… pero por si no la has visto (¡qué suerte!), aquí te dejo el tráiler:

Aún queda mucho que contar sobre el universo que han creado, así que esperamos que nos sigan ofreciendo pildoritas tan interesantes como Nemo.

Saludos furiosos.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.