·

Crítica de ‘Jupiter’s Legacy’ y el maquillaje en el mundo audiovisual

Xesco Simón

Este viernes se estrenó en Netflix la esperada serie que adapta en imagen real la exitosa colección de cómics del Millarworld de Mark Millar, Jupiter’s Legacy. El hype estaba por las nubes. Una serie de superhéroes macarra y espectacular, con un mundo interesante surgido del creador de Marvel Civil War, Old man Logan, Marvel Zombies o Kick Ass, nada podía salir mal.

Las imágenes promocionales y clips que fue adelantado Netflix, reforzaban esa opinión. Tenían muy buena pinta. Además, no solo adaptarían Jupiter’s Legacy, sino también Jupiter’s Circle, el cómic que nos contaba el origen de The Union, el famoso grupo de superhéroes.

Pues señoras y señores, yo que, además de ser admirador de Millar, era uno de los que esperaba Jupiter’s Legacy con ganas, me dispuse a verla y contra todo pronóstico, se me bajó el nivel de emoción de golpe. Un coitus interruptus en toda regla.

Jupiter’s Legacy, de camino a la muerte

La serie es un desastre se mire por donde se mire. Me costará encontrar argumentos para defenderla.

Desde su insulsa cabecera, su banda sonora de tercera o el baile de minutos en la duración de sus episodios, todo en Jupiter’s Legacy te comienza a dar pistas de que es una serie que se ha hecho con prisas y mal.

Lo más grave: el maquillaje y los efectos especiales. Puede parecer una buena idea y resultar más barato utilizar a los mismos actores en diferentes épocas, pero cuando aparece Utopian, en la época actual, con esas cutres extensiones, su barba postiza mal pegada y los carrillos llenos de pegotes de látex, uno no puede dejar de pensar en quitar Jupiter’s Legacy y ponerse otra cosa.

Josh Duhamel como Utopian en Jupiter’s Legacy. En foto queda mucho mejor que en movimiento, en serio.
Josh Duhamel como Utopian en Jupiter’s Legacy. En foto queda mucho mejor que en movimiento, en serio.

Y no se queda aquí, por si fuera poco, las luchas y efectos especiales de los poderes de los superhéroes parecen hechos con la primera versión de After Effects. A veces están mejor, otras peor…

El villano del primer episodio de Jupiter’s Legacy, Blackstar, parece surgido de alguna de las escenas descartadas de cualquier episodio de los Power Rangers. La coreografía de lucha es torpe, mal rodada y llena de reflejos de luz solar digital.

Por si eso fuera poco, en el resto de los episodios, se nos presenta a nuevos personajes tan aburridos y faltos de carisma como los supers de The Union. La serie no tiene tanta acción como prometía el tráiler. Los diálogos son flojísimos. Los flashbacks del pasado con el presente consiguen molestar más que entretener y eso que al menos en el pasado no tenemos que tragarnos los kilos de mal maquillaje y peluquería.

La serie resulta aburrida, nunca acaba de levantar la cabeza y da la sensación de que salió a jugar habiendo perdido el partido. Aún con sus pobres cliffhangers no creo que se aventuren en renovarla a una segunda temporada.

Pasado y futuro

Son muchos los ejemplos tanto en series como en cine en los que se han utilizado a los mismos actores para diferentes épocas de la vida a base de maquillaje, digital o no y peluquería. Unos con más suerte que otros.

A mí no me suele gustar esa opción, pero aquí os pongo unos ejemplos:

This is Us

En esta serie utilizan maquillaje de una forma más que aceptable y en algunos casos también cambian de actor para rejuvenecer o envejecer a sus personajes.

This is Us
This is Us

Érase una vez en América

De Niro es uno de los actores que más ha sufrido el cambio de edad por maquillaje. En la cinta de Sergio Leone es el maquillaje de James Woods y Robert De Niro es soportable.

De Niro y Woods
De Niro y Woods.

El curioso caso de Benjamin Button

En la peli de David Fincher, la historia va de eso, de un niño que nace viejo y que cuanto más mayor se hace, a diferencia del resto de los mortales, más rejuvenece. Maquillaje real y digital para Brad Pitt en uno de sus mejores papeles.

Benjamin Button
Benjamin Button

Novecento

Otra vez De Niro, ahora junto a Gerard Depardieu y Donald Sutherland. El maquillaje es un desastre, se salva por lo maravillosa que es la película de Bertolucci.

Robert De Niro en Novecento.
Robert De Niro en Novecento.

Saga Regreso al futuro

En la genial trilogía de Robert Zemeckis se gastó más maquillaje que en toda la saga de Star Wars… Vale, es mentira (creo), pero en este caso, al ser una película de aventuras y humor, puedes pasar por alto los errores de maquillaje.

Biff y Marty McFly
Biff y Marty McFly

El irlandés

Volvemos con De Niro, que no viene solo, Al Pacino, Harvey Keitel y Joe Pesci lo acompañan. Para mí una peli fallida de Scorsese en la que tuvo mucho que ver el fastidioso maquillaje digital para rejuvenecer lo imposible.

Todas son de El irlandés. En foto no están  mal.
Todas son de El irlandés. En foto no están mal.

Tron: Legacy

Jeff Bridges, protagonista de la cinta original, aquí es rejuvenecido digitalmente sin mucha fortuna.

Bridges en Tron Legacy.
¿No os da miedo?

Mr Nobody

Jared Leto, ‘el guapo’ de El club de la lucha, pasa por todo tipo de maquillaje para interpretar a su personaje en la película, para no todos los gustos, de Jaco Van Dormael.

Jared Leto en Mr Nobody
Jared Leto en Mr Nobody

Cuéntame

La familia Alcántara en su última temporada también pasa por las duras sesiones de maquillaje, cómo no.

Pablo Rivero en Cuéntame
Pablo Rivero en Cuéntame

El Ansia

El único maquillaje que reconozco como el mejor que se ha hecho en la historia del cine para envejecer, en este caso a David Bowie en la genial película de vampiros de Tony Scott.

El mejor maquillaje.

Boyhood

Richard Linklater utilizó la mejor forma de envejecer a todo el reparto de su película. Dejó pasar los años y que fueran envejeciendo de forma natural. No se puede negar que forma más creíble no se puede conseguir.

El paso de la vida.

Saludos furiosos.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *