Las 10 mejores películas de 2020

Xesco Simón

No fue fácil poder seleccionar las mejores películas de 2020. Este año ha estado marcado por la pandemia, la del virus con nombre de mascota de juegos olímpicos, y la más contagiosa y mortal, la del miedo.

Por esos motivos, durante este año, muchas producciones cinematográficas se paralizaron, estrenos se postergaron y la distribución y exhibición de muchos de esos films no se pudo realizar al estar los cines cerrados.

Aún así, hemos podido ver un buen puñado de excelentes y arriesgados films. Películas conectadas por un mismo late motiv: el miedo.

Ahí va la selección de Las Furias de las 10 mejores películas de 2020:

Druk (Otra ronda)

La nueva película de uno de los padres del movimiento Dogma, Thomas Vinterberg, Another round, es una obra maestra.

La película nos muestra a través del experimento de cuatro profesores, como el alcohol nos transforma, modifica y abre la puerta a lo mejor y peor de nosotros mismos. El experimento solo es un excusa para buscar otros «yo» que alguna vez existieron, evadirse de una vida que hace tiempo que desprecias y envalentonarse a la hora de afrontar el día a día de unos personajes que viven una completa desmotivación y un miedo que les impide cambiar su realidad.

Está protagonizada y espectacularmente interpretada por Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang y Lars Ranthe.

The Dark and the Wicked

La mejor película de terror del año, el Hereditary de 2020. La película de Bryan Bertino es la historia de una familia maldita.

El diablo, o algo que lo parece, conduce hacia la locura a una humilde familia que, sin saber cómo, comienza a sufrir el miedo, el dolor y la muerte.

La película es fría, seca, durísima y escalofriante. Técnicamente, su dirección de foto, música y cada uno de sus encuadres remarca todos estos adjetivos. Es una película de terror muy bien interpretada, especialmente por la actriz Marin Ireland. Su historia no cree en el perdón y su final es de lo mejor de este año por valiente y coherente.

I’m Thinking of Ending Things (Estoy pensando en dejarlo)

Netflix se atrevió a producir la mueva película de Charlie Kaufman, guionista de El Ladrón de Orquídeas (2002), ¡Olvídate de Mí! (2004) o Anomalisa (2015), que también dirige. El resultado: una obra maravillosa. Una rara avis en la famosa plataforma de contenido audiovisual.

Estoy pensando en dejarlo, es una película que no deja indiferente a nadie. Una película que te hará volar la cabeza. No como te la hace volar la estupidez de Tenet (2020), sino como si fuera un sueño, un sueño que puede parecer complejo, pero que habla de las consecuencias de una emoción que todos conocemos: el miedo.

La cinta nos muestra como el miedo a no enfrentarse a la verdad de uno mismo puede llevar a la tragedia. A una vida bajo el arrepentimiento continuo de no haber hecho lo que deberías haber hecho para ser feliz. Para ser tú.

El año del descubrimiento

Si hay una cinta documental que este año se ha ganado el derecho a colarse en cualquier lista sobre cine, es: El año del descubrimiento.

Un documental de visionado obligatorio que nos habla de lo que fuimos y de lo que somos. De como las injusticias por parte de los gobernantes electos siempre han existido, pero las formas de enfrentarse a ellas han cambiado radicalmente.

Nos habla del miedo e ingenuidad de las nuevas generaciones. De los jóvenes. De como ese miedo, la individualidad y la imposibilidad de encontrar un enemigo visible o físico a batir, crea personas resignadas y adormecidas. Que aceptan lo mínimo que les posibilita subsistir y viven en una sola dirección.

Todo eso nos lo enseña desde uno de esos bares en peligro de extinción donde todos hemos pasado tantas horas alternando y divagando. Como los protagonistas de esta película.

Jumbo

La película de la guionista y directora belga Zoé Wittock está basada en una historia real: Erika Eiffel se enamoró de la Torre Eiffel. Su historia de amor con el gigante de hierro parisino acabó en boda.

La película Jumbo pone el foco en la objetofilia, la atracción que sienten algunas personas por los objetos, no únicamente de manera física, sino también de forma emocional y sexual.

Desde la mirada de su protagonista y de la forma más onírica y bella posible, la película nos muestra la historia de amor más original del año. La maravillosa actriz, Noemí Merlant nos hace creer su fascinante historia de amor con una máquina de feria.

Su familia, amigos y compañeros de trabajo no pueden dar crédito a los sentimientos de la joven. Su miedo a aceptar cualquier tipo de relación amoroso/sexual con algo que no sea otro ser humano, hace que la traten como si hubiera perdido la razón.

Cine sin prejuicios que plantea más de un dilema moral.

The Devil All the Time (El diablo a todas horas)

Antonio Campos, el director prodigio detrás de Afterschool (2008), Simon Killer (2012) y Christine (2016) dirige esta genial película sobre la envidia, los prejuicios, los celos, el miedo y el machismo.

El diablo de su título no aparece en ningún momento, lo que sí vemos durante todo el film, es la maldad del hombre.

Ambientada en el sur de EEUU a mediados del siglo pasado, El diablo a todas horas es un puzle de historias cruzadas que tienen en común el miedo a lo desconocido y a los sentimientos, la malas acciones del hombre y la iglesia.

Sus personajes están tan bien construidos como bien interpretados por el espectacular reparto de la película.

Una película para volver a ver.

Sala samobójców. Hejter (Hater)

La sorpresa polaca del año. Hater es una película sobre un joven avergonzado de sus humildes orígenes que gracias a su soberbia inteligencia conseguirá lo que más ansía: subir de clase social y al amor de su vida.

Las formas de conseguirlo son despiadadas y por desgracia muy actuales. A través de las redes sociales es un maestro en impartir miedo, acosar y hundir a quien se le ocurra.

Hater es una película soberbiamente interpretada. Especialmente por su joven protagonista, Maciej Musialowski.

La peli pone de relieve el poder de las fake news y el ciber acoso. Muestra de forma maestra como las redes sociales, en las peores manos, pueden llegar a ocasionar desastres de magnitudes desmesuradas.

Una joya con uno de los mejores guiones del año.

Possessor

El hijo de David Cronenberg parece haber heredado todo el talento del padre. Ganadora del prestigioso Festival de cine de Sitges, Possessor es una película única.

Brandon Cronenberg ya nos sorprendió con su anterior film, Antiviral (2012). Ocho años después nos vuelve a sorprender con una película superior a su ópera prima. Una cinta de ciencia ficción biotecnológica que nos plantea una realidad en la que existen empresas que funcionan como minas de información. En la que su protagonista puede ocupar el cuerpo de otra persona y vivir en él durante un tiempo para realizar acciones de una dureza desmedida por algún tipo de propósito oculto.

La figura del chivo expiatorio se redimensiona como nunca antes podríamos haber imaginado.

La actriz de culto Andrea Riseborough borda un personaje tan complejo como a los que ya nos tiene acostumbrados. El miedo a dejar de ser uno mismo, a perder el control de tu vida, a dejar de vivir, puede ser el impulso de nuestros protagonistas.

On the Rocks

Después de su The Beguiled (2017), basada en la novela homónima de Thomas P. Cullinan, Sophia Coppola vuelve a sus orígenes.

Se reencuentra con su actor favorito, Bill Murray, en una historia sobre la inseguridad y los miedos de una mujer que llega a esa edad en la que dejas de sentirte atractiva. En la que empiezan a aparecer celos hacia tu pareja por personas más jóvenes que tú. Esa mujer está interpretada a la perfección por Rashida Jones.

Bill Murray interpreta al padre de esta. Ambos se lanzarán en la búsqueda de alguna pista que indique una supuesta infidelidad del marido de Rashida, pero realmente lo que veremos es, a un padre reconquistando el amor de una hija que descuidó y dañó al haberse dejado llevar por el egoísmo cuando era más joven.

Su hija también aprenderá que la inseguridad tan solo es un miedo que te puede enloquecer o al que tu puedes dominar y dejar de lado para seguir creyendo y confiando en ti.

On the rocks es una cinta blanca que, además, muestra un New York al que hacía tiempo que no veíamos tan bonito.

El faro (The lighthouse)

Robert Eggers, director de The Witch (2015), es el director de El faro. Una película en la que el sonido y la luz coge más protagonismo que nunca. Verla en el cine es una de esas experiencias que serán difíciles de olvidar.

Como diría el mismísimo Erasmo de Róterdam, la película es un elogio a la locura. Dos hombres en un faro. Robert Patisson y Willem Dafoe en un duelo interpretativo brutal.

Extraño y misterioso film al que le podemos dar múltiples interpretaciones y que se adelantó en su estreno al estado de confinamiento que la sociedad tuvo que padecer poco después.

Film que revisitar una noche de lluvia y frío si quieres pasar miedo. De ese que uno siente cuando está a punto de perder la cabeza.

Cine sensorial que pondrá a prueba nuestros sentidos. Al acabar la película tuve que beber agua ya que, la boca, me sabía a sal marina.

No olvidemos que este fin de semana se reestrena In the Mood For Love (2010), de Wong Kar Wai. Sin duda, el mejor estreno de este 2020.

¡Saludos furiosos!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *